Compartimos comunicado de la Comisión Interna

Los trabajadores de El Cronista realizamos hoy una nueva asamblea virtual y resolvimos iniciar desde mañana un plan de lucha ante la negativa de la empresa a reabrir la negociación salarial para, al menos, completar el tramo pendiente de la paritaria 2019/20. Debemos recordar, además, que con el próximo salario ya deberíamos estar cobrando un nuevo aumento salarial, ya correspondiente a la paritaria 2020/2021.

La pandemia y la cuarentena agravaron sensiblemente las condiciones de un gremio que ya venía vapuleado por las patronales y los sucesivos gobiernos.

La policía irrumpe en la redacción del diario, saca fotos de la nómina del personal e indaga por la realización de asambleas.

Corrientes: gravísimo ataque a las y los trabajadores del diario El Litoral

Por Alejandra Kozieniak, delegada del diario El Litoral


La situación de persecución y violencia en el diario El Litoral (Corrientes) se ha acrecentado en los últimos días. Al silencio de la empresa para contestar las distintas demandas planteadas por las y los trabajadores que se han declarado hace meses en estado de asamblea permanente, alerta y movilización, por las pésimas condiciones laborales, se suma la gravedad de haber recibido, en la redacción, una irrupción policial por haber sido “notificados” de la realización de una asamblea. Los agentes tomaron fotos de la nómina del personal y preguntaron cuándo se realizaría la próxima asamblea.

Con la acreditación del 50 por ciento de los salarios en sus cuentas, los trabajadores de los diarios BAE y Crónica se enteraron a principio de mes de que una parte de los sueldos de abril los pagaría la empresa y que el resto lo haría el gobierno. Primero lo anunció el inerte cajero automático y recién después llegó la notificación empresaria sobre su adhesión al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y a la Producción (ATP), la ayuda estatal al sector privado para el pago de salarios con fondos de la Anses, a la que también recurrieron Clarín y Página 12.


Por Eva Herrera*


La cuarentena dispuesta por el Gobierno nacional, para intentar minimizar los efectos de la pandemia ocasionada por el COVID- 19, profundizó la crisis económica de la provincia del Chubut cuyos empleados estatales perciben sus salarios desde hace tiempo en forma escalonada y por rangos de acuerdo al monto de sus haberes.

Roberto Campos.Roberto Campos.

 En el contexto de una paritaria incompleta, a la baja, donde ya estamos perdiendo contra una inflación abril 2019-marzo 2020 de 42.7%. Dicha paritaria está a punto de vencer y sigue sin resolución, esto es responsabilidad de AEDBA, UPTBA y Ministerio de Trabajo, ya que decidieron firmar un misero acuerdo por seis meses y de tan solo 15%, el segundo semestre del acuerdo decidieron dejarlo "caer" sin aportar absolutamente nada a los trabajadores. 


 

No contenta con mantener una deuda con su personal que data de diciembre de 2018 (el decreto del gobierno de Macri que otorgaba un bono de $5.000 a todos los trabajadores de empresas privadas), debe también parte del primer tramo de la paritaria 2019-2020. Todo esto en el contexto de que todavía no se reabrió el segundo tramo del acuerdo 2019 que ya expiró el 30 de abril de este año.


Por Atlántida, Publiexpress, el Popu, nuestros salarios y el convenio

 Los trabajadores de Clarín/Agea se encuentran sosteniendo un plan de lucha desde el 1° de mayo contra la decisión unilateral de la empresa de pagar el 40% del salario recién el 22 de mayo.

Con ceses de tareas de dos horas por turno, quites de firmas con masivo acatamiento y asambleas periódicas, los trabajadores del principal medio del país buscan torcerle el brazo a la decisión patronal que, por su lado, busca imponer una regimentación a los trabajadores con el propósito de correr la vara en su favor y, de esa forma, la de todas las patronales de prensa.

Los salarios de marzo fueron pagados con 11 días de retraso y en 2 tramos: una primera cuota de $10.000 y luego el resto. La empresa afirma no percibir la pauta provincial, pero no menciona nada de la pauta nacional en cuanto a la campaña de la cuarentena por coronavirus.

 

Dos masivas asambleas de los trabajadores de Clarín AGEA repudiaron por unanimidad (con una abstención) el anuncio de la patronal de liquidar el salario de abril en dos cuotas.


 

Después del “twitazo”, ¿cómo la seguimos?

Las patronales de prensa no dan tregua

 

Por Alfonso V.

El 15 de abril el SiPreBA y la Fatpren promovieron una acción por redes con el propósito de visibilizar la situación que atraviesa al gremio a lo largo y ancho del país.

Los hashtags #PeriodismoEnEmergencia y #SinDerechosNohaySalud ocuparon durante varias horas los primeros puestos del Trending Topic mostrando la importante adhesión que la medida logró entre los trabajadores de prensa y la población en general que, a su modo, acompaña el legítimo reclamo.

Por Ana Laura Torna (CD de Sipreba y Congresal de Fatpren)

El gremio de prensa no está ajeno a los despidos, suspensiones y rebajas salariales que están sufriendo una gran parte de las trabajadoras y los trabajadores del país, desde el anuncio de la cuarentena obligatoria.

Luego del decreto presidencial que prohíbe los despidos por 60 días, Eduardo Morris Lerner Grimberg, dueño de Publiexpress S.A, comunicó a los trabajadores de Pronto y Publiexpress que no piensa acatar el DNU publicado en el boletín oficial el martes 31 de marzo, y adelantó que piensa seguir adelante con su política de cierre de la empresa.

El jueves 19 de marzo, la totalidad de los principales diarios del país salieron con una portada unificada con el título “Al virus lo frenamos entre todos”. La campaña fue acordada en una reunión días antes con el presidente Alberto Fernández y pretende dar la idea de que la crisis cierra circunstancialmente la mentada grieta que existiría entre las patronales de prensa. El objetivo es abonar a la política de unidad nacional que pregona el gobierno mientras refuerza las condiciones represivas contra la población y hace la vista gorda ante la política de despidos que ejecutan las patronales.

“La situación no da para más.” Así lo explica, sin vueltas, el flyer mediante el cual la asamblea de El Cronista difundió el quite de firmas en su edición de papel del martes 3 de marzo en el marco del plan de lucha que llevan adelante hace diez días con quites de firmas, asambleas y retenciones de tareas de varias horas. El miércoles 4 realizaron un paro de cuatro horas con apagón de monitores.