¡Por una paritaria única para todo el gremio!

Dom 30 Mayo 2010

A las apuradas, la burocracia de la Utpba salió a contestar la denuncia que realizamos en nuestra campaña por “Paritarias ya en el gremio de prensa”, que comenzó con una pegatina de afiches en toda la Capital Federal donde advertimos que nuestro sindicato es el único que en la Argentina no discute colectivamente salarios.
Mediante un correo electrónico y con un folleto repartido el 1 de mayo, la directiva rememoró, para el período 2009, la firma –a falta de uno- de ¡25 acuerdos! en empresas, pero olvidó decir que las empresas que conforman el gremio bajo su representación superan las… 250. O sea que la burocracia reivindica que sólo el 10% de las empresas discutió salarios el año pasado.
Entre la, digamos, friolera de 225 restantes, “desaparecidas” de la celebración utpbista, se encuentra Clarín, la mayor del gremio, en donde sus más de 1.500 trabajadores reciben –cuando lo reciben- el aumento que la patronal quiere y cuando ésta lo dispone, ya que carece de comisión interna. Pero lo mismo pasa en Télam, donde la patronal hace años que aumenta unilateralmente los salarios sin discusión de ningún tipo, ya que no reconoce a la comisión interna. Otro tanto ocurre en La Nación, donde los avances patronales impiden poner en pie una paritaria en regla.
Quiere decir que las tres principales empresas del gremio carecen de la posibilidad de debatir colectivamente los salarios frente a su patronal.
A esto hay que agregar que en la mayoría de los “25 acuerdos” reivindicados, la UTPBA no ha tenido participación o ha sido marginal. En muchos casos se limitó a convalidar en el Ministerio de Trabajo lo conseguido por los compañeros. Ya ni siquiera le tocó ese insípido rol de “acompañar” con el que tantas veces se autoproclamó en el pasado.
Los acuerdos empresa por empresa que reivindica la burocracia no sólo debilitan la posición de negociación de los trabajadores, sino que además dejan abandonados a los compañeros que no están organizados. Esto también permite grandes desajustes salariales, al cerrar cada acuerdo con independencia del resto. Aquí también la Utpba deja sus huellas marcadas, cuando en uno de los puntos de su comunicado balbucea que hubo un “Aumento nominal de las escalas básicas –del 14 al 30%-“. Además de que la frase está en chino (¿por qué no dice cuánto aumentaron en promedio los salarios en el gremio?), nuestro sindicato se permite el tupé de celebrar que algunos reciban la mitad de aumento que otros.
La alegre convivencia de la Utpba con un gremio salarialmente fracturado y de una heterogeneidad sin precedentes es un gran servicio a las políticas divisionistas de la patronal y socaba la fuerza para pelear de conjunto.
No estamos, sin embargo, frente a una diferencia táctica a la hora de encarar la lucha salarial. El problema no es que la Utpba dice empresa por empresa y nosotros, paritaria general.
La Utpba no lucha de ninguna manera por el salario. Hace más de 20 años que no hay siquiera una campaña, un planteamiento general, ninguna iniciativa organizativa o de movilización para defender nuestros ingresos cualquiera sea la táctica.
Desde la Naranja de Prensa seguimos reclamando la convocatoria a una paritaria única para todo el gremio de prensa, con paritarios electos y un pliego de reivindicaciones votado en Asamblea General.
Convocamos al conjunto de agrupaciones, activistas y trabajadores a desarrollar una fuerte campaña para conquistar una paritaria única para todo el gremio.

Etiquetas: