2010: Unidad de los trabajadores de prensa

Lun 15 Feb 2010
  • Por 30% de aumento de salarios
  • Contra la burocracia
  • Por la recuperación de nuestro sindicato

Una nueva camada de compañeros ha irrumpido en la escena de nuestro gremio al calor de las luchas planteadas para enfrentar la prepotencia patronal, los despidos y para pelear por aumentos de salarios. La ausencia de la burocracia, el peso muerto que significa a la hora de organizar sindicalmente a las empresas ha llevado a decenas y decenas de trabajadores a tomar la tarea en sus manos; así han surgido nuevas comisiones internas y procesos de organización en distintos medios que se han puesto en pie a pesar de la conducción de la UTPBA.
Tenemos ahora por delante una pelea muy importante: la pelea para evitar que la inflación, que ha tomado un tremendo impulso y que podría llegar al 30% en el año, no destroce aún más nuestros salarios.
Pero este año también se nos plantea una oportunidad histórica a los trabajadores de prensa. La de sacarnos de encima a la burocracia enquistada en los sillones del sindicato, que es la traba fundamental para que podamos dar una lucha unificada por nuestros reclamos.
Y terminar así con veinticinco años de destrucción de conquistas.
En 1985, la burocracia se apoderó de la Utpba, y desde ese entonces comenzó un proceso de liquidación de la vida gremial, dando vía libre a las patronales para desconocer el convenio, ignorar el estatuto, fomentar el trabajo en negro, las pasantías y, fundamentalmente, producir una rebaja histórica de nuestros salarios.
La Utpba tiene el “desmérito” de ser la única organización gremial de la Argentina que no pidió la convocatoria a paritarias durante estos últimos años. Y en donde sí lo hizo, como en el caso de las empresas “chicas”, aceptó salarios miserables sin chistar.

Un folleto trucho
La dirección del gremio acaba de sacar un lujoso folleto (que pagamos todos), con fotografías de supuestas convocatorias realizadas por el sindicato durante 2009.
Pero en el folleto no hay ninguna imagen de la gran movilización del gremio de Prensa en apoyo a los trabajadores de Crónica realizada en noviembre del año pasado, por la sencilla razón de que la burocracia se negó a concurrir. Desde hace meses, los trabajadores de Crónica vienen realizando paros y movilizaciones contra los despidos y manoseos de la patronal kirchnerista patotera, que semana a semana, mes a mes, intenta desgastar a los trabajadores para imponerles una derrota.
Ni que decir, del silencio que rodea al cierre de Terra, ya que el aislamiento operado por la Utpba permitió que la propuesta indemnizatoria de la empresa fuera finalmente aceptada por los trabajadores, destruyéndose de un plumazo, más de cien puestos de trabajo.
Y podríamos seguir por Crítica, en donde los trabajadores dieron una pelea formidable con paros y asambleas excepcionales, contra las provocaciones patronales. La burocracia aisló el conflicto durante cuatro meses, obligando a los compañeros a firmar un acuerdo precario, que está lejos de sus objetivos salariales.
También en Canal 13/TN, se desarrolló un gran proceso de organización gremial, con decenas de nuevos afiliados. El sindicato “demoró” la convocatoria a elecciones lo que permitió un golpe patronal con el despido de dos delegados. A pesar de los fallos judiciales y ministeriales, la burocracia no hizo nada para que la empresa cumpla con la ley.

Un dirección que des-organiza
Por otra parte, la conducción de la UTPBA no ha hecho absolutamente nada por organizar las empresas del gremio que carecen de una representación sindical. El caso más importante es Clarín, la principal empresa del gremio, que no tiene una Comisión Interna desde hacez diez años y donde la burocracia no ha movido un dedo para modificar esa situación, dejando a su suerte a los cientos de trabajadores que deben sufrir los atropellos de los Noble-Magnetto. Pero también existen decenas de empresas más pequeñas que se encuentran completamente aisladas, que deben enfrentar el proceso de organización sindical en soledad, y en donde la inacción de la dirección sindical conspira abiertamente contra esos procesos organizativos.




Una obra social al servicio
de la burocracia
En el “Diario de Yrigoyen” que acaba de editar la burocracia, se informa de una supuesta comisión en defensa de la obra social. Nos preguntamos: ¿de quién la van a defender?
Nos enteramos por los diarios de que nuestra obra social, la encargada de cuidar nuestra salud, está implicada en una asociación ilícita que va desde los remedios oncólogicos truchos al tráfico de efedrina.
No sabemos hasta donde llegará la investigación del juez Oyarbide. Lo que sí sabemos, es que la atención en la Ostpba es pésima; de que debemos pagar para atendernos (¿nuestros aportes, a dónde van?); de la ausencia de sanatorios y farmacias (disimulada ahora, ya que se acercan las elecciones).
Debido a la gravedad de los hechos, 35 delegados de las 15 empresas más importantes del gremio solicitamos un pedido informes. La respuesta de la directiva fue el silencio.
Desde hace veinticinco años, la burocracia ha succionado de la obra social para mantener sus privilegios, sin rendirle cuentas a nadie.

Nuestra hora
A pesar de la conducción de la Utpba, el gremio de prensa se ha ido recomponiendo.
Una nueva generación ha surgido decidida a ponerle fin a los atropellos patronales.
Para terminar con el desánimo creado desde hace un cuarto de siglo por una burocracia sin alma,
La Naranja de Prensa llama a la unidad de los delegados, activistas y trabajadores del gremio de prensa para terminar con la burocracia y poner en pie una nueva dirección democratica que pelee por todas las reivindiciones con el metodo de las asambleas y los plenarios delegados.
Por una gran autoconvocatoria por el salario, la defensa de las comisiones internas. Por la investigación y castigo del desfalco a nuestra obra social, por la atención gratuita de activos y jubilados. Para que los estatutos y convenios vuelvan a ser la ley que regule el ejercicio de nuestro trabajo.

Un programa frente a la crisis
Las comisiones internas, los delegados y el activismo del gremio deben organizarse para impulsar un programa de emergencia:

  • Por un aumento de salarios del 30%. Inmediata convocatoria a paritarias. Por paritarios elegidos en asamblea.
  • Ni un despido. Parar y ocupar cualquier empresa que despida o cierre.
  • Comisiones fiscalizadores de control y auditoria de los libros patronales, votadas en asamblea, ante cada empresa que alegue crisis y problemas financieros para generar despidos.
  • Defensa irrestricta de nuestros estatutos y convenios.
  • Elijamos delegados en todas las empresas que no los tienen.
  • Por una comisión investigadora elegida en Asamblea General sobre las denuncias de adulteración de medicamentos que recaen sobre nuestra obra sociaL. Basta de coseguros, por la gratuidad de la atención sanitaria.
Etiquetas: