Acribillan a balazos a otros dos periodistas en México en medio de un estado de terror

Mié 17 Mayo 2017

“Ser periodista es como formar parte de una lista negra. Ellos van a decidir, aunque tú tengas blindaje y escoltas, el día en que van a matar. Si lo deciden lo van a hacer, no importa si tienes o no protección. No hay condiciones para hacer periodismo en México, las balas pasan demasiado cerca”. El periodista y escritor Javier Valdez Cárdenas, autor de dicho testimonio y reconocido investigador sobre el narcotráfico, fue acribillado a balazos, en plena calle, a la luz del día, el lunes 15 de mayo en el estado norteño de Sinaloa.

Es el sexto reportero asesinado en México desde principios de marzo, en medio de un estado de terror. En 2016 fueron once. Desde el 2000 hasta la fecha se contabilizan más de 123 periodistas asesinados en el país. Horas después del crimen de Valdez, la cifra aumentó con el asesinato de Jonathan Rodríguez Córdova, un reportero de 26 años que fue ultimado a balazos en compañía de su madre en el estado de Jalisco, en el oeste del país.

Los periodistas de Sinaloa ya han anunciado diversas protestas en los principales municipios del Estado en repudio por el asesinato de su compañero. El propio Valdez había participado el 30 de marzo pasado en una manifestación por el asesinato de la periodista Miroslava Breach en Chihuahua.

“Que nos maten a todos, si esa es la condena de muerte por reportear este infierno. No al silencio”, había escrito Valdez en su cuenta de Twitter, el 25 de marzo, tras el crimen de la corresponsal de La Jornada en Chihuahua. Miroslava fue conocida por sus denuncias contra los narcos del norte azteca. 

Los últimos libros publicados por Javier Valdez Cárdenas, periodista del semanario Ríodoce, habían sido “Huérfanos del narco”, en el que trabaja la temática de las víctimas del narcotráfico, y “Narcoperiodismo", en el que denuncia las dificultades de la prensa que cubre el narcotráfico. También publicó “Los morros del narco”, donde habla de los niños y jóvenes que participan del crimen organizado.

Los crímenes a periodistas sacuden a México. Tal como precisaron las agencias internacionales, el 2 de marzo mataron a Cecilio Pineda, un periodista de Guerrero. El 19 del mismo mes, en Veracruz, al columnista Ricardo Monlui. Cuatro días después, en Chihuahua, ejecutaron a balazos frente a su casa a Miroslava Breach, de La Jornada. El 14 de abril en La Paz a Maximino Rodríguez, periodista de un medio local de Baja California Sur. Y el 2 de mayo a Filiberto Álvarez, reportero de una radio de Morelos. Ahora fueron Valdez Cárdenas y Jonathan Rodríguez Córdova.

“El golpe para el periodismo, para la sociedad mexicana, es terrible, más aún ante la clamorosa impunidad instalada y el silencio de las instituciones. No ha habido ningún detenido por los seis asesinatos de periodistas este año. El presidente, Enrique Peña Nieto, condenó el atentado contra Valdez. La reacción a las cinco muertes previas a la de Valdez había sido hasta ahora la designación de un fiscal de delitos contra la libertad de expresión, una medida cuando menos irrisoria si se tiene en cuenta la magnitud de la tragedia”, sintetizó el diario El País de España, que calificó a Valdez como “el gran cronista del narcotráfico en Sinaloa”.

A pesar del terror que impera en el gremio, trabajadores de prensa han protestado en la Procuraduría General de la República (PGR) días atrás reclamando por seguridad para los periodistas que no pueden llevar adelante su tarea de informar en México. “Todos los crímenes tienen un hilo conductor y es que los asesinaron mientras realizaban denuncias e investigaciones contra el Estado y organizaciones criminales” (PO, 31/03).

Se trata de un Estado cómplice y responsable de desapariciones como la de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa. A principios de año, en solo tres semanas, asesinaron a dos activistas ambientales, por la denuncia de la devastación para el cultivo de amapola, cuyo destino privilegiado son los Estados Unidos.

Desde la Naranja de Prensa repudiamos este nuevo crimen contra la prensa en México, exigimos justicia por Javier Valdez Cárdenas, por Jonathan Rodríguez Córdova y todos los asesinados por los carteles y el narcoestado.