Boletin Abril 2010

[img_assist|nid=574|title=|desc=|link=none|align=left|width=100|height=143]Quieren reventar nuestros salarios: ¡Necesitamos paritarias ya!

En varias empresas del gremio comenzaron las discusiones salariales del 2010. Frente a una inflación estimada por las consultoras privadas que supera, según algunos estudios, el 30%, el común denominador de las patronales es ofrecer aumentos completamente inferiores a lo que se calcula será la suba de precios real. Las ofertas que se conocen apenas si se acercan al 20% anualizado, en cómodas cuotas que se completan muy entrado el año y que se diluyen en el bolsillo del trabajador por la presión de las remarcaciones.

Los trabajadores de Editorial Perfil votaron por unanimidad en una asamblea general, la aceptación de un aumento salarial de marzo a diciembre de 400 pesos iniciales que se eleva a 500 a partir de junio. Luego, hay dos tramos más de 5% en septiembre y fin de año. Antiguedad y guardería aumentan un 20% a partir de marzo. Además, la patronal pagó otros $400 durante marzo, como compensación del desfasaje del acuerdo anterior. Para los redactores, los $400 iniciales representan un aumento del 13% inmediato, lo que lleva el sueldo en mano a $3.350.

El pasado domingo 28 de marzo el automóvil de la periodista Adela Gómez, de la ciudad santacruceña de Caleta Olivia fue incendiado frente a su domicilio. Un vecino dio el aviso y evitaron que las llamas se propagaran a la casa construida de madera.

El grupo de medios UNO, propiedad de Daniel Vila y el ícono de la corrupción menemista José Luis Manzano, despidió a 20 trabajadores de dos radios AM (LT3 y LT8) del multimedios en la ciudad de Rosario.
La respuesta de los trabajadores fue inmediata y desde las 0 horas de hoy se encuentra ocupada la sede de LT8. A su vez, el Sindicato de Prensa de Rosario llamó a movilizarse a las dos radios del grupo y al diario La Capital, que también es propiedad del holding con sede en Mendoza.

Ante el completo agotamiento y disgregación de la burocracia que dirige la UTPBA, se ha lanzado una agrupación en el gremio donde se encuentran ex directivos del sindicato y funcionarios kirchneristas.
Este agrupamiento, llamado “La Gremial”, reivindica sin condicionamientos a las direcciones de la CGT y la CTA, además de apoyar la Ley de Medios, a la que ubica como parte de una lucha “por la libertad de expresión e información”.

Las paritarias se están transformando en un aspecto crucial de la situación política nacional. La inflación es uno de los síntomas del desbarranque de la política kirchnerista y el salario tiende a ser la puerta más importante para abrir una intervención obrera en la crisis política.

El sábado 28 de marzo el Gobierno y el Grupo Clarín llevaron su enfrentamiento por el reparto del negocio mediático argentino a las páginas del matutino de Ernestina de Noble. En hojas enfrentadas, con gran destaque, el diario editó al embajador en EE.UU., Héctor Timerman y al monopolio, en dos artículos que tienen en común la curiosidad de que lo más importante es lo que ocultan antes que lo que dicen.

La situación de los trabajadores del canal C5N es cada vez más complicada. La patronal ha decidido hace algunas semanas que no pagará más horas extras, y bajó línea a todos los sectores para que las eviten. Pero muchos compañeros llevan acumuladas una gran cantidad de horas trabajadas y la empresa se niega a reconocerlas. Lo cierto es que la recarga laboral es cada vez mayor. La patronal decidió el año pasado echar a decenas de compañeros sin haberlos reemplazado.

Las conducciones de la Utpba y Fatpren ni abrieron la boca frente al ataque y la censura oficial al periodista Ismael Bermudez, del diario Clarín. Hicieron causa común con de los funcionarios del Ministerio de Trabajo, encabezados por su titular, Carlos Tomada, quienes impidieron al compañero participar en las conferencias de prensa de ese Ministerio.

El caso de Ernestina Herrera de Noble y sus hijos adoptados (se tiene la certeza de que se trata de hijos de desaparecidos) ya es un escándalo judicial.
En tiempo récord, con la sola presentación de un escrito por parte de sus defensores, la dueña de Clarín consiguió que la Sala II de la Cámara de Casación Penal suspendiera un análisis de ADN a los dos jóvenes, una pericia demorada desde hace ya ocho años.