Boletin Noviembre 2013

El recibimiento por parte del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, a la burocracia que conduce de manera ilegítima nuestro sindicato es un fuerte llamado de atención para los delegados, activistas y trabajadores del gremio que buscan una salida al problema de la conducción real de la Utpba.

Llamamos a todos los compañeros a sumarse a la movilización. No tenemos sindicato, que el Plenario Autoconvocado tome en sus manos la lucha por un bono de fin de año que nos compense por la inflación, que dejó desactualizada la conquista de la paritaria. Hagamos asambleas para organizar el reclamo.

Algunas conclusiones necesarias

En un hecho, cuanto menos particular, el titular del AFSCA, Martín Sabbatella, recibió en pleno a la conducción de la UTPBA que hace casi dos meses viene siendo cuestionada por una enorme mayoría de los trabajadores de prensa y por la propia Justicia laboral por intentar realizar comicios fraudulentos sin contar con los padrones en regla. La dirección utpbista ya perdió en reiteradas instancias judiciales, pero aún así se niega a exhibir los padrones de votantes.

Si algo faltaba para dejar en ridículo a los que afirmaban que la ley de medios lograría “democratizar los medios de comunicación”, alcanza con ver el plan de adecuación presentado por el grupo Clarín. El multimedio divide las actuales licencias en seis unidades “empresariales independientes”, de forma tal que ninguna de ellas supera los topes puestos por la ley. Los titulares de cada “unidad” aún no fueron designados, pero se descarta que serán los cuatro accionistas históricos del grupo.

Entrevista a Daniel Mecca, delegado paritario de Agea-Clarín

“Por una posición común de los trabajadores de prensa”

“El fallo de la Corte Suprema sobre la ley de Medios produjo, naturalmente, una situación de incertidumbre en los trabajadores, al menos fue lo que percibí en la redacción donde trabajo (diario Muy). En el fuego cruzado político y mediático entre Clarín y los K, los trabajadores de prensa no solamente carecemos de presencia en los medios, sino que todavía no hemos elaborado una posición homogénea que sea respaldada por una mayoría significativa. Esta es nuestra principal tarea política”.

Más de 300 trabajadores de prensa se dieron cita en la puerta de Editorial Perfil para rechazar el intento patronal de despedir 7 trabajadores -frenado parcialmente por la conciliación dictada por el Ministerio- y contra la precarización laboral en la Editorial.