Brutal ataque contra los trabajadores de Télam

Sáb 8 Oct 2005 Con despidos, aprietes y persecuciones quieren frenar la rebelión salarial
Brutal ataque contra los trabajadores de Télam

Con un paro de por tiempo indeterminado, los trabajadores de la agencia oficial de noticias, están respondiendo, al momento de escribirse estas líneas, al despido de un periodista, represaliado por su participación en el plan de lucha que se vino gestando en Télam por el aumento salarial. A otro grupo de trabajadores les están llegando telegramas intimidatorios para obligarlos a tomarse francos compensatorios y sacarlos de la agencia. No hay antecedentes de una acción patronal tan brutal en la historia de la agencia estatal Los trabajadores reclaman la inmediata intervención del ministerio de Trabajo.El artero ataque patronal se produjo luego del levantamiento de las medidas de fuerza desarrolladas a fines de septiembre. El 27 y 28 de ese mes, se cumplió un paro de actividades de 36 horas en rechazo a la "contraoferta" patronal de otorgar un aumento salarial consistente en el blanqueo de los viejos $200 otorgados oportunamente por el gobierno; una suma fija de $200 para todos y $1.000 como compensación por única vez. Cabe recordar que el reclamo gremial originario que motivo el comienzo del plan de lucha exigía, entre otras cosas, un aumento del 55 % del salario real.Concluído ese paro en una asamblea dividida, en la que participaron muchos de los que se ausentaron sin aviso de la lucha, triunfó la moción de aceptar la propuesta patronal y ganar tiempo hasta tanto se convoquen nuevas elecciones de comisión Interna. En la asamblea, la Naranja de Prensa mocionó por realizar una contraoferta salarial a la empresa y sobre esa base resolver luego, tomando en cuenta que la suba en el ofrecimiento de la patronal, fue arrancado luego de varios paros.Aprovechando el levantamiento del plan de lucha, la patronal de Télam, es decir el gobierno, no se vino con chiquitas. Como antesala del despido y de los telegramas intimidatorios, intentaron por todos los medios quebrar las medidas de lucha.. Mientras que en el paro de fines de septiembre amenazaron con el ministerio de Trabajo y escribanos para meter miedo, ahora se han largado al despido abierto de trabajadores. Junto a esta acción antisindical, la patronal ha presionado "desde adentro" del conflicto. Por primera vez, un sector peronista con vieja trayectoria gremial dentro de Télam, quebró la tradición huelguística, trabajando un día de paro, y lo que es peor, llamando a no parar, rompiendo de esta forma con la voluntad mayoritaria que se había expresado en la asamblea. Primo más, en este punto, las relaciones "carnales" del moyanismo con el gobierno, que el derecho de los trabajadores a terminar con 14 años de congelamiento salarial. Como fruto de esta crisis, una parte de la comisión interna ha presentando su renuncia. Hasta cierto punto, el plan de lucha en Télam vino sosteniéndose sobre la base de una autoconvocatoria de sus trabajadores. 20A pesar de las bajas y del carnerismo, el paro es importante en las redacciones, en Publicidad y en una parte de Administración. Télam se ha convertido también en un campo=de disputas de la disgregación del peronismo. No solo entre duhaldistas y kirchneristas, sino entre las distintas mafias que operan en el corral del pingüino mayor. Es así que se comenta que Granovsky, el nuevo director de Télam, y con ambiciones de futuro canciller, formaría parte de la cofradía de Julio de Vido, enfrentada por alguna "caja" con Alberto Fernández.La Utpba abandonó a su suerte a los compañeros de Télam. Perdiendo todo vestigio sindical, o mejor dicho, de vergüenza, se tomo revancha de que el gremio fuera declarado "no grato" para los trabajadores de la agencia de noticias. Hasta sacó un volante denunciándolos cuando en el marco del plan de lucha, 200 compañeros de Télam se movilizaron a las puertas del sindicato, en reclamo a una acción salarial. La inacción del sindicato debe tomarse como parte del operativo gubernamental de enfrentar a los trabajadores de Télam. Por otro lado, la intención "peronista" de armar un sindicato moyanista en respuesta al abandono de la Utpba, no ha podido superar la prueba de una lucha elemental por el salario. La superación al derrumbe del carnerismo de la CTA, no va venir de la mano de los Moyano y Palacios. Menos aún de sus variantes populistas (Bonasso, Barba Gutierrez), que aún deben una explicación sobre su rol (Forjiar Salud) en el conflicto de Crónica..El futuro de los trabajadores de Télam está ligado a su capacidad por dotarse de una conducción gremial independiente de la patronal y del gobierno de turno.
Etiquetas: