Cóctel explosivo en el gremio de prensa

Lun 19 Sep 2016
Tarifazo y paritaria a la baja. ¡Vamos por la reapertura!

El gobierno de Mauricio Macri ha debutado con un gigantesco gol­pe a los trabajadores. Lejos de las promesas de inversiones por la celebrada “vuelta al mundo” y de las ilu­siones vendidas para el segundo semes­tre, los trabajadores sufrimos un ajuste de la mano de las paritarias a la baja y de los tarifazos. El impasse económico, sin em­bargo, ya ha producido un quiebre en el gobierno y una crisis política que pone en duda la capacidad del macrismo para im­poner a fondo el ajuste que le reclaman las patronales y el capital financiero.

En el gremio de prensa, que viene de sufrir en los últimos meses una ola de des­pidos masivos —más de 1200 sólo en la ciudad de Buenos Aires de acuerdo con un relevamiento del SiPreBA—, las paritarias firmadas por la UTPBA representan “un golpe de gracia” contra nuestros bolsillos, ante estimaciones inflacionarias que no bajan del 40% anual. La conducción de la UTPBA se ha dado el lujo de firmar la peor paritaria del país: un 27% en tres cómodas cuotas, la última a pagar con el sueldo de enero de 2017.

En este contexto, muchos sindicatos con acuerdos mejores que el de prensa, como docentes y aceiteros, están iniciando planes de lucha para exigir la reapertura de las paritarias.

El ajuste ocurre en medio del derrumbe de las empresas periodísticas armadas al calor del desfalco de la pauta oficial del kirchnerismo, un vaciamiento operado por el ex candidato del FpV, Sergio Szpolski, y Matías Garfunkel, en el Grupo Veintitrés, junto a los ataques antisindicales de los Olmos y de la debacle de Cristóbal López. Estamos ante un gigantesco fraude a los trabajadores amparado por el macrismo, que puso a operar en la Side a socios clave de Szpolski.

Se ha caído, así, el velo de la mentada ‘grieta’, expresado también en la orientación antipiquete y militarista de Macri, una línea de continuidad respecto a la designación de Milani por el gobierno de Cristina Fernández, además de la ley antiterrorista, el Proyecto X y las represiones de la bonaerense en las protestas sociales.

Del lado de ‘la corpo’, sin embargo, la ‘lluvia de inversiones’ también se está haciendo desear. En Clarín, los compañeros vienen librando una gran pelea por la recomposición salarial y por arrancarle a la empresa una mejora en la penosa paritaria.

Los cacerolazos, quites de firmas y cortes de calle han hecho mella en Magnetto y compañía, que no sólo han tenido que mostrar una voluntad de rever el acuerdo sino que, muy a su pesar, han tenido que aceptar una nueva elección de delegados SiPreBA en el diario que contó con la participación de más de 400 trabajadores.

Se trata del único camino que tenemos los trabajadores de prensa: a los ataques del gobierno y de las patronales, respondemos con más organización y lucha.

Así lo han demostrado los trabajadores de Radio América y de Tiempo Argentino, que vienen resistiendo el vaciamiento tenazmente y hoy, gracias a un trabajo implacable, mantienen la emisión de la radio y sacan semanalmente su diario cooperativo, respectivamente. Así también lo han hecho ahora los compañeros de Infonews, constituyéndose como cooperativa de trabajo ante las falsas promesas e incumplimientos de Szpolski.

Por eso también el SiPreBa se movilizó a Plaza de Mayor el 9 de agosto junto al sindicalismo combativo del Sutna, AGD, los Sutebas Multicolores y la Unión Ferroviaria de Oeste, contra el ajuste y por el paro nacional.

¡Vamos por la reapertura de las paritarias y el fortalecimiento del SiPreBA y de todo el gremio de prensa para derrotar el ajuste en curso!

 

Etiquetas: