Clarín se cura en Salud: 23% de aumento

Dom 30 Mayo 2010

La patronal de Clarín, donde los trabajadores de prensa no cuentan con comisión interna desde hace 10 años, decidió curarse en salud y avisó que otorgará un aumento del 23% en dos cuotas y $500 en agosto por única vez. El aumento, que está lejos de cubrir el deterioro real de los salarios por la inflación, expresa, sin embargo, la preocupación del pulpo ante la posibilidad de que se despierte el gigante dormido, y empiece a andar el proceso por el que ese diario retome su tradición de lucha, momentáneamente interrumpida por una política de represión y persecución a la organización sindical como en pocas empresas se conoce.
Pero, como la patronal (y los trabajadores) lo saben, no hay mal que dure 100 años y algunos indicios han sido tomados en cuenta por los Noble – Magnetto para prevenir antes que curar.
La señal más importante ocurre en el gremio de prensa. La movilización en solidaridad con la huelga y ocupación del diario Crítica derriba barreras subjetivas de amplias capas de trabajadores hacia los métodos más drásticos de la clase obrera para luchar por sus reivindicaciones. El aviso vino de Rosario, cuando los paros, movilizaciones y ocupación de los medios del Grupo 1, en lucha contra una treintena de despidos, trascendieron las fronteras provinciales y amenazaron con recalar en Buenos Aires.
El panorama de alerta rojo también tiene registro en Télam, otro gigante que se despierta tras la imponente movilización que supuso la histórica participación de trabajadores en las elecciones para renovar comisión interna, donde además ganó un Frente que levantó un programa de independencia y reivindica los métodos de la asamblea y la democracia de los trabajadores para pelear por el 30% de aumento y otras reivindicaciones.
A su vez, el pulpo Clarín es perfectamente consciente de que ha fracasado en encolumnar a sus propios trabajadores en torno a su disputa contra el Gobierno por la ley de medios. Sus intentos para hacer firmar una solicitada de apoyo a la patronal fracasaron numéricamente y debieron ser archivados.
Clarín también tomó nota de la situación que recorre a los trabajadores argentinos en general, que se han colado sin aviso en el proceso de discusión paritaria nacional, lo que obligó a las patronales, la burocracia y el Gobierno ha dejar de lado sus techos salariales y acuerdos a libro cerrado para aceptar aumentos por arriba del 30% y encima tener que bajar a explicarlos a las asambleas. La patronal de Clarín quedó bastante sensible con lo sucedido en Arcor, con cuyo dueño comparte una posición de primer orden en la Asociación Empresaria Argentina (AEA): las huelgas en las plantas cordobesas de la alimenticia pusieron contra las cuerdas a Pagani y a la burocracia de Daer y compañía, con el resultado de un 35% de aumento y la imposición de un nuevo piso para las discusiones salariales en el país.
El aumento para los trabajadores de Clarín, sin paritarias e unilateral, desnuda la traición de las burocracias nacionales y populares, como la de los docentes, que dejaron pasar el 23%, o las que se coaligaron en Radio Nacional, para aceptar el 21% sin oponer ninguna resistencia.
El desbloqueo salarial de Clarín preanuncia su desbloqueo organizativo.
Leonardo Villafañe

Etiquetas: