Comunicado de la asamblea de trabajadores de Publiexpress

Mié 25 Mar 2015

Ante la decisión de la empresa de discontinuar la revista PopStar y realizar un ajuste en la publicación Buenas Ideas, la Asamblea de Trabajadores de Publiexpress hace saber:

Expresamos nuestro rechazo al ajuste que vienen realizando desde hace tiempo en forma de goteo y que ahora parecen querer acelerar drásticamente.

Hace años que desde la conducción de la empresa, se vislumbra un panorama apocalíptico para el futuro de la industria editorial, pero lo cierto es que la realidad se resiste a darles la razón. Pronto, con sus más de 80 mil ejemplares vendidos por semana, sigue siendo la revista número uno del país. Aun cuando en los últimos años han reducido su staff -redactores, correctores, diagramadores- sin contratar reemplazantes. Algo similar se da en las demás revistas de la editorial, donde con muy pocos trabajadores (a veces sólo dos o tres por publicación) se sacan adelante productos como Diario de la Salud o Saber Vivir, que son también de venta masiva. En los últimos tiempos, se acrecentó notablemente la pauta publicitaria y hoy es cuatro veces la que se tenía hace diez años. La Publicidad No Tradicional (PNT) se volvió una constante fuente de ingresos y contenidos que no para de crecer. Las sitios de internet de nuestras publicaciones (que la empresa decidió tercerizar y no realizar con empleados de planta), reportan ganancias en dólares que hasta la compañía reconoce.

La última vez que Publiexpress se animó a lanzar nuevos productos fue en 2013 con la revista Rol y el Diario de la Salud. Como en todos los productos de la empresa, la inversión para posicionarlos en el mercado fue nula. Rol, por ejemplo, no llegó al segundo número. Diario de la Salud, confeccionado con un staff mínimo, fue un éxito rotundo y superó rápidamente los 30 mil ejemplares vendidos por semana. Nada mal para un mercado en crisis.

En suma, hoy, con una planta de empleados que no supera las 70 personas, Editorial Publiexpress vende la friolera de 500 mil ejemplares mensuales. Todo esto sin contar el suculento aporte de la pauta publicitaria.

Ante las amenazas de despidos y la precarización de las condiciones de trabajo, nuestra respuesta colectiva es clara y contundente:

¡NI UN SOLO DESPIDO!

¡SALARIOS DIGNOS!

¡DEFENSA IRRESTRICTA DE TODOS LOS PUESTOS DE TRABAJO!

Etiquetas: