Comunicado de la asamblea de trabajadores de Publiexpress

Lun 6 Abr 2015

Ante una nueva embestida de la empresa en contra de los trabajadores, esta vez despidiendo a cuatro compañeros sin ninguna causa que lo justifique, la asamblea reunida el lunes 6 de abril decide realizar un paro de 24 horas en repudio a esta nueva andanada de despidos. A la medida de fuerza se le suma el trabajo a reglamento y estado de asamblea permanente hasta que la empresa retome el diálogo para resolver la cuestión. Con los cuatro despidos formalizados la semana pasada, llevamos cinco en este 2015. A estos hay que sumarle otros seis con los que, en menos de cuatro años, ya son once los despidos en una planta de trabajadores que no supera las 70 personas. La política de ajuste por parte de la empresa está decidida. Los trabajadores no permitiremos que sigan peligrando las fuentes de trabajo en una editorial que tiene la revista número uno del país, que vende 500 mil ejemplares mensuales y que cuenta además con una pauta millonaria. Sabemos que el proyecto de la empresa es el de lograr una todavía mayor precarización de nuestras condiciones de trabajo. Violando las leyes de pasantía y la de los trabajadores part time, en ambos casos explotando a los compañeros a quienes les imponen una mayor carga horaria (en varios casos suelen trabajar el doble de horas de lo convenido) de lo que estipula la ley. No reemplazando a los compañeros despedidos y a los que se han acogido al retiro voluntario, haciendo por consiguiente que el trabajo lo asuman los compañeros que quedan. Huelga decir que lo hacen sin ninguna compensación económica. El broche de esta flexibilización se lo llevan las revistas tercerizadas y sitios de internet que la empresa abre por fuera de Publiexpress, hechas casi en su totalidad por personal ajeno a la empresa que cobran salarios misérrimos, muchas veces factureros mal llamado colaboradores permanentes. Son, claramente, los puestos de trabajo que hoy podrían tener muchos de nuestros compañeros despedidos. 

Ante este cuadro de situación, comenzamos un plan de lucha exigiendo la reincorporación inmediata de nuestros compañeros.

¡BASTA DE AJUSTE!

¡NI UN SOLO DESPIDO!

¡TODOS LOS COMPAÑEROS ADENTRO!

Etiquetas: