Crítica: frenaron el desalojo, ahora vamos por la solución

Mié 18 Ago 2010

Los trabajadores del diario Crítica, junto a decenas de compañeros del gremio de prensa solidarios, impidieron mediante una rápida reacción que se haga efectiva una orden de desalojo judicial para liberar las instalaciones del matutino fundado por Jorge Lanata, que desde hace meses está ocupado por sus periodistas en defensa de la fuente de trabajo.  Menos de una hora pasó desde que el aviso circuló por mensajes de texto, mail y teléfonos, para que la Redacción del diario se viera desbordaba de compañeros, lo que impidió a los desalojadores avanzar con su cometido.

El peligro, sin embargo, no ha pasado. La amenaza se mantiene latente. La Justicia, que dejó hacer y deshacer al vaciador profesional Antonio Mata, actúa de manera diligente cuando se trata de golpear sobre los trabajadores. Este accionar se combina con el papel del Gobierno, quien a lo largo de todo el conflicto dilató cualquier solución mediante maniobras, con el único fin de desgastar la lucha de los compañeros. No es casual que la orden de desalojo llegue 24 horas después de que el jefe de Gabinete se negara a recibir a la comision interna, quien pidió verlo para reclamarle el cumplimiento de alguna de sus promesas y cuando la opción de que el diario sea comprado por el empresario K Olmos entró en la congeladora.

Estamos, entonces, en un momento crucial. Que exige renovar nuestros esfuerzos para rodear de solidaridad el conflicto.

Los compañeros de Crítica no pueden estar más sujetos a maniobras dilatorias. Basta de promesas de salvadores providenciales. Basta de “interesados” que luego se borran. El Estado debe hacerse cargo ya de la situación, en primer lugar, pagando lo que debe y, en segundo, garantizando los puestos de trabajo. De ser necesario que lo haga absorbiendo a todos los trabajadores en los medios del Estado.

Para lograrlo, es necesario reforzar la movilización y la solidaridad de todos los trabajadores en esa dirección. Esto también servirá para impedir cualquier tipo de intento de desalojo.

El acto masivo del Día del periodista cambió el curso del conflicto. Sigamos ese camino, como fue el acto al día siguiente del intento de desalojo, para defender los 190 puestos de trabajo.

¡TODOS CON CRITICA!

Etiquetas: