Día del Periodista: Masiva movilización antiburocrática por Crítica

Mié 9 Jun 2010

Acto día del periodista en diario CríticaActo día del periodista en diario CríticaEl lunes 7 de junio, Día del Periodista, más de 700 trabajadores de prensa se concentraron en la puerta del diario Crítica de la Argentina, ocupado por sus trabajadores, para protagonizar la manifestación callejera más importante del gremio de los últimos años.

El acto reflejó el creciente proceso de movilización y organización sindical que se vive en las empresas periodísticas. La propia convocatoria, efectuada al margen y en contra de la burocracia de la Utpba por 16 comisiones internas representativas de más de 4.000 trabajadores y todas las agrupaciones opositoras, marcó una clara delimitación política con la conducción del sindicato, al unir el planteo de solidaridad con los trabajadores de Crítica, a la exigencia de paritarias libres (somos el único sindicato del país que no discute paritarias desde los 70) y por la democracia sindical.La acción emprendida el Día del Periodista fue el resultado de sucesivas autoconvocatorias del cuerpo de delegados que organizaron la solidaridad activa con la ocupación de Crítica. Las convocatorias a paros, asambleas, aplausos y fondo de huelga se cumplieron masivamente, incluso en empresas que no poseen delegados. En Clarín, un campo de concentración sin organización gremial, 500 periodistas aplaudieron en la redacción ante la mirada azorada de los buchones de la patronal y se recolectó dinero para el fondo de huelga.

El acto en sí marcó a fuego la quiebra profunda entre la masa del gremio y la burocracia fosilizada de la Utpba, que quedó nuevamente pintada, y en el día del gremio. Delimitó también posiciones contra los “campeones de la libertad de expresión” del kirchnerismo reivindicando al “aplausazo” en Clarín en su sentido antipatronal y contra las provocaciones de los K que llaman a “renunciar al diario” antes que a profundizar el camino de lucha antipatronal inaugurado con el aplausazo.

Se denunció al gobierno por dilatar la entrega de los Repro prometidos hasta el cansancio y nunca entregados a los trabajadores de Crítica. Lo mismo sucede con la deuda que por publicidad ya publicada tiene el Estado con el diario. La propuesta de los trabajadores es que ese dinero se deposite directamente en las cuentas sueldo de cada uno de ellos. Pero en el Ministerio de Trabajo aducen trabas burocráticas. En el acto hubo un reclamo concreto para que se destraben ya mismo esos fondos.

La necesidad de poner en pie una nueva dirección en el gremio que responda a las necesidades de los trabajadores estuvo planteada objetiva y subjetivamente a lo largo de toda la actividad. La Naranja de Prensa jugó un papel central en la agitación y en la organización de la masiva movilización, con afiches, volantes y una amplia campaña de difusión, además de organizar la concurrencia de compañeros de las empresas.

El acto concluyó con un rotundo llamado a continuar la defensa de la lucha de Crítica, a defender el Estatuto del Periodista y a avanzar en la pelea por la paritaria única en el gremio. Y la conciencia de que se está transitando el camino hacia una liquidación de la actual burocracia, que ni siquiera pudo poner un pie en la puerta del diario.

Nelson Marinelli, Rubén Schofrin, por la Naranja de Prensa

Etiquetas: