El Colectivo de Trabajadores de Prensa le da la espalda a los trabajadores de Clarín

Vie 17 Mayo 2013

En un comunicado sobre el decretazo de Macri -que virtualmente proscribe el derecho de huelga de los trabajadores de las empresas periodísticas- el Colectivo de Trabajadores de Prensa (CTP) rechazó su contenido para reclamar la "plena aplicación de la Ley de Medios". Esto significaría que se le quiten medios al grupo Clarín para pasarlos a manos del gobierno y de los empresarios K e incrementar así la monopolización del "mensaje" en manos del oficialismo.

¡Pero justamente es a esto que se opusieron los compañeros de Clarín en una asamblea de la que participaron 400 trabajadores de Prensa de todos los medios gráficos de la Corpo!

Los trabajadores rechazaron masivamente la amenaza oficial de intervención al grupo Clarín por parte del gobierno –que aparece como una posibilidad ral tras la “visita” de Kicillof y Moreno a la última asamblea de accionista de AGEA.

Una intervención gubernamental sobre el grupo Clarín no supondría ningún avance en la "democratrización de la palabra" sino que reforzaría el aparato comunicacional del kirchnerismo y conllevaría, inclusive, el peligro de la pérdidas de puestos de trabajo.

Frente a este cuadro, la resolución de la asamblea de trabajadores de AGEA-Clarín –que se delimitó también de la patronal de Magnetto y de su ofensiva de "retiros voluntarios"-, planteando la "defensa de los puestos de trabajo de cualquier ataque interno o externo" resulta estratégica.

Los trabajadores del diario se plantaron de manera independiente frente a la pelea entre el gobierno y la Corpo en una actitud que tiene un carácter trascendental.

Lamentablemente, mientras el CTP llama a los trabajadores a pelear por la aplicación de la Ley de Medios, rechazó apoyar la resolución de la asamblea de Clarín, bajo la idea de que los trabajadores fueron víctimas de “una operación de Magnetto”. Es decir que, en la disputa capitalista de los medios de comunicación entre el gobierno y Clarín y la postura independiente de los trabajadores de Clarín, el CTP cree que hay que encolumnarse con el gobierno de Insfrán y Gerardo “Batallón 601” Martinez, a quien le han regalado un canal de televisión propio.  

El Colectivo reclama que se aplique la Ley de Medios sobre Clarín escondiendo que el gobierno no la aplica a ninguno de sus monopolios amigos y que, a tres años de promulgada, no se avanzó un milímetro en la "democratización de los medios" ni "de la palabra". En cambio, los medios estatales y para-estatales han actuado para silenciar sistemáticamente todas las denuncias contra el gobierno por crímenes contra el pueblo como contra los Qom, la complicidad de ministros con los autores intelectuales del crimen de Mariano Ferreyra o el espionaje estatal a las organizaciones populares.

Llamamos a los compañeros del CTP a reflexionar sobre su apoyo a la Ley de Medios que los lleva a ponerse de espaldas a los trabajadores de Clarín, quienes se encuentran librando una enorme lucha contra las brutales presiones patronales (y gubernamentales). La Ley de Medios se ha agotado completamente como proyecto de "democratización de la palabra". Los trabajadores debemos desarrollar una posición independiente frente a los dos bandos en pugna. Apoyar el surgimiento de los trabajadores de Clarin como un sujeto propio en la crisis -sin deberle nada ni a la patronal ni al gobierno- es un deber de todo el gremio de prensa. 

Etiquetas: