El Grupo Olmos compra la revista 23 y lo celebra con despidos en Crónica y BAE

Jue 13 Nov 2014

El Grupo Olmos no pierde las mañas. La compra de la revista Veintitrés, por lo visto, no alcanzó para convertirlos en un grupo pluralista y progre. No es cualquier adquisición, sino la publicación que da nombre al grupo de medios que más pauta oficial recibió entre 2009 y 2013: 390 millones de pesos, casi el cuádruple de los 101 millones recibidos por el Grupo Crónica, el séptimo de la lista en orden de beneficiados.

 Pero esta lluvia de recursos públicos, a la que se debe agregar ahora la que corresponda a la revista Veintitrés, no cambia las políticas del grupo Crónica. La persecución y las prácticas antisindicales continúan en la redacción y en el taller gráfico de Pompeya. Allí trabajan los compañeros y delegados de Crónica y BAE que resisten la precarización y la multitarea que el grupo Olmos logró imponer en la nueva redacción de Combate de los Pozos, con el traspaso a la nueva empresa Aconcagua de la mitad de los trabajadores de Cronica y 20 de BAE bajo amenaza de despido. Para ello impusieron una “comisión interna” adicta que avala todas las acciones de la empresa.

Pasemos a los últimos hechos.

 El domingo pasado fue despedido un obrero de circulación de 35 años de antigüedad, y al mismo tiempo recibía el telegrama un chofer de BAE que traslada a los periodistas de Crónica y BAE de la redacción de Pompeya. Todos los puestos de trabajo que se pierden no se reemplazan, provocando la sobrecarga laboral.

 A esto se suma que durante todo septiembre hubo varios despidos en la planta gráfica de Pompeya, también propiedad del Grupo Crónica. El taller gráfico es el reino de la precarización laboral y la arbitrariedad patronal: se impide la libre elección de delegados y se trabaja fuera de convenio, luego de que el sindicato Federación Gráfica Bonaerense entregara la organización gremial de Crónica y fueran despedidos más de 100 trabajadores a comienzos de 2010.

 A los trabajadores nos preocupa que la creciente concentración de medios en pocas manos, como muestra la “convergencia” en Crónica y BAE, no sólo va en detrimento de los puestos de trabajo y las condiciones laborales y sindicales, sino que afecta la calidad de los productos, elimina voces y socava el derecho a la información de la sociedad

Por lo tanto, rechazamos la política de persecución, precarización y despidos, y llamamos a todos los trabajadores del gremio, a las comisiones internas y a las agrupaciones a manifestarse con nosotros.

¡Basta de persecución sindical y despidos en BAE y Crónica!

 

 Comision Interna Utpba diario Crónica y Comisión Interna diario BAE

 

 

Etiquetas: