El Sipreba debe sostener su posición a favor del aborto legal, seguro y gratuito

Vie 9 Mar 2018
Por qué La Naranja se opuso a la adhesión del sindicato al documento por el 8M de las centrales sindicales.

Al mismo tiempo que una imponente audiencia pública y movilización en el Congreso lanzaba el proyecto de ley del aborto legal, un conjunto de centrales sindicales y organizaciones sociales a las que sumó su firma el Sipreba difundió un texto que eliminó de raíz esta consigna.

El documento, llamado “Nosotras paramos, unidad de las trabajadoras”, lleva la firma de la CGT, las CTAs, Autónoma y de los Trabajadores, la Corriente Federal, Ctep, Barrios de Pie, CCC y nuestro sindicato. En un contexto en el que el reclamo por el aborto legal ha tomado dimensiones históricas en el actual cuadro político, la ausencia de la reivindicación no es una simple omisión o un olvido sino un manifiesto pronunciamiento antiaborto legal.

El texto de las centrales tampoco tiene la convocatoria al paro general, reclamado por la asamblea de mujeres. Asimismo, cambia la convocatoria y llama a concentrar en la avenida 9 de Julio, rompiendo claramente la convocatoria unitaria realizada por las asambleas de mujeres convocadas por el colectivo NiUnaMenos, de las que participamos.

Con la ausencia de la consigna del “aborto legal”, la Iglesia metió la cola en el texto de la burocracia sindical opositora, que detalla un número de genuinas reivindicaciones –por las cuales muchos de ellos no luchan– y rechaza la reforma laboral que la misma CGT pactó con Macri aunque luego haya entrado en crisis producto de la rebelión en las jornadas de diciembre.

Debe ser parte de la comprensión de los compañeros del gremio la responsabilidad de las centrales sindicales en la falta de derechos y retrocesos en las conquistas de las mujeres. La burocracia sindical es misógina por naturaleza. Lleva décadas sin mover un dedo por una sola reivindicación de la mujer. Sus movimientos actuales son puro oportunismo y demagogia de organizaciones sumidas en una crisis muy profunda.

Debatir esta caracterización es fundamental para un gremio que nació y se desarrolló bajo las banderas de la lucha contra la burocracia sindical y contra toda forma de burocratización.

Desde La Naranja votamos en contra de esta adhesión y dimos el debate en el seno de la directiva para que no se lo firmara.

¿Cómo llegamos a esto?

El Sipreba participó, desde su primera reunión, de la asamblea de mujeres convocada por el colectivo #NiUnaMenos para organizar una marcha unitaria y un documento común de cara al Paro Internacional de Mujeres del #8M. Centenares de mujeres se comenzaron a reunir en la Mutual Sentimiento y en todo el país para darle forma y fortalecer esta iniciativa.

En estas asambleas predominó el espíritu de avanzar en métodos de lucha contra los despidos, la precarización laboral y, sobre todo, de impulsar una serie de reclamos que afectan a las compañeras en todos los planos, pero con la consigna del derecho al aborto legal, seguro y gratuito casi al tope de las reivindicaciones.

El Sipreba, al mismo tiempo, llevó a las asambleas de mujeres la denuncia de los despidos masivos que está atravesando nuestro gremio, los cierres de empresa, la rebaja salarial y todos los ataques. Hicimos hincapié en los despidos en Radio Nacional y, en particular, el despido de una compañera embarazada y otra compañera, sostén de familia, a la cual le expulsaron a su hija del Jardín de RTA. También denunciamos el vaciamiento en los medios públicos y demás problemas de nuestro gremio.

El Sipreba, además, convocó a su propia asamblea de mujeres, el 17 de febrero pasado. Se realizó en Fatpren y participaron 50 compañeras de varias empresas. En ese encuentro se debatieron las principales problemáticas de las mujeres en el gremio y se armó un pliego de reivindicaciones en dónde se manifestó claramente la posición a favor del derecho al aborto legal, seguro y gratuito. En una encuesta realizada por la Secretaría de Géneros del sindicato, más del 93% de las compañeras y los compañeros ya se habían manifestado por su despenalización.

Todo este raconto muestra que la posición del Sipreba a favor del aborto, legal, seguro y gratuito tiene una sólida base democrática. Había una historia y un camino recorrido e instancias amplias de deliberación donde se forjó una posición.

Por eso desde La Naranja estamos convencidos que la adhesión de nuestro sindicato a un documento antiaborto en común con las centrales sindicales se opone por el vértice a la trayectoria del Sipreba. En especial cuando son organizaciones que el luego del 21F, ante una multitud que esperaba una continuidad del plan de lucha para derrotar el ajuste, postergaron todo a octubre de 2019.

Una apuesta genuina por la unidad del movimiento obrero debe servir para fortalecer la lucha por las reivindicaciones y de ninguna manera para dejarlas de lado en nombre de esa unidad.

De ahí que abrimos la discusión al gremio y llamamos públicamente a la directiva del sindicato a rever su posición.

Llenemos esta tarde el Congreso de compañeras y compañeros.

Basta de despidos y precarización laboral.

Aborto legal, seguro y gratuito.

Por el triunfo de todas las luchas. Contra los despidos, la preacarización y por el salario: paro activo nacional y plan de lucha.

Ni una trabajadora menos, #NosParamos.

17 hs. Marchamos desde la puerta del Sipreba (México 441)