En el gremio de prensa, ¡vamos con el Frente de Izquierda!

Jue 12 Oct 2017
Con los trabajadores, siempre

Los candidatos en prensa del Frente de IzquierdaLos candidatos en prensa del Frente de Izquierda

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Frente de Izquierda superó las PASO en las 22 provincias en donde se presentó. Las listas de la Ciudad de Buenos Aires son encabezadas por Marcelo Ramal, para diputados nacionales, y Myriam Bregman y Gabriel Solano, para legisladores porteños. En Buenos Aires, la encabezan Néstor Pitrola y Nicolás del Caño y Romina del Plá, para senador y diputados, respectivamente. 

 Los acompañan en las listas decenas de delegados y activistas, comprometidos con la defensa de los puestos de trabajo y el salario, y con construir una alternativa política de los trabajadores que sea independiente de las patronales y los gobiernos. Somos la única fuerza de izquierda de carácter nacional.

 El gremio de prensa, en las listas del FIT

 Destacamos en ese sentido a Rubén Schofrin, delegado de Editorial Perfil y secretario adjunto del Sipreba y a Ana Laura Tornaquindici, delegada del diario BAE en juicio por su reinstalación tras dos años de persecución sindical y su  despido arbitrario e ilegal. 

 Ana Laura también es Secretaria de Mujeres y Géneros del Sipreba, espacio desde donde se desenvuelve una importante actividad por las reinvindicaciones de la mujeres del gremio de prensa en un país atravesado por la irrupción y el protagonismo de las mujeres que luchan.

 Ambos compañeros de La Naranja de Prensa son probados luchadores por los derechos de los trabajadores y trabajadoras de prensa y  el salario.

 Rubén enfrenta, al igual que sus compañeros de Comisión Interna, un juicio penal que comenzará el 30 de octubre acusados de violar la “libertad de prensa”, por haber encabezado un paro contra los despidos en Perfil.

 Votar por el Frente de Izquierda es un acto de defensa propia. Vivimos una agudización del ataque a las condiciones de vida de los trabajadores. La sangría del desempleo sigue su cauce cada vez más intenso, con miles de puestos de trabajo perdidos solamente en las últimas semanas, los que se agregan a las decenas de miles de despedidos en los meses anteriores.

 El ajuste macrista

 La candidata del oficialismo en la Capital, Elisa Carrió, respalda en un ciento por ciento la política oficial de Cambiemos, que sólo ofrece más ataques al derecho de huelga, más represión a las luchas obreras, más ajuste de nuestros salarios y, en el fondo, una arremetida integral contra nuestros estatutos y convenios. En el Debate Capital, Marcelo Ramal la interpeló sobre la desaparición forzada de Santiago Maldonado: "Durante 40 días no escuchamos una palabra suya y cuando la escuchamos fue solo para escucharla defender a Patricia Bullrich". La respuesta de Carrió fue un retrato de su encubrimiento del Gobierno y la Gendarmería: para la candidata estelar del macrismo "hay un 20% de posibilidades de que este chico esté en Chile".

 La cabeza de lista del oficialismo en la provincia de Buenos Aires es el ministro de Educación, Esteban Bullrich, promotor de la liquidación de la paritaria docente nacional, impulsor de la educación religiosa en los colegios públicos y fogonero de la privatización educativa y del ingreso de las ONG en los colegios y universidades.

 Cristina, Massa y Randazzo le dieron quórum

 Ahora bien, el oficialismo es minoría en el Congreso y en las provincias. Si ha logrado desarrollar esta política agresiva contra los trabajadores es porque todo el arco político opositor le ha votado las leyes esenciales de su gobierno, desde el pacto buitre de pago de la deuda fraudulenta hasta el Presupuesto nacional, que incluye los tarifazos, enormes subsidios y exenciones impositivas a las patronales. 

 En este rol ha sobresalido el PJ en todas sus variantes: el kirchnerismo, el pejotismo de los barones del Conurbano y los gobernadores, el massismo y los ex Unidos y Organizados del Movimiento Evita. Allí donde gobiernan, Tierra del Fuego, Santa Cruz, San Juan o el Gran Buenos Aires, han aplicado las mismas políticas de ajuste sobre los trabajadores públicos y docentes que el gobierno de Cambiemos: techo a las paritarias, despidos, congelamiento de cargos, congelamiento de jubilaciones y hasta aumento de la edad jubilatoria. 

 En el mismo Debate Capital, Ramal le apuntó al candidato del kirchnerismo Daniel Filmus: "Ustedes son los responsables de la consolidación del impuesto al salario y de haberle votado al PRO en la Ciudad al menos 14 leyes fundamentales". 

 Ningún límite vendrá de esta gente al ajuste del macrismo.

 Un ajuste patronal sin grietas

 Nuestro gremio es un ejemplo de esta situación. Ha sido duramente golpeado por la combinación de decisiones empresarias y políticas gubernamentales que cuentan con el apoyo de la oposición, y acumula más de 1300 cesantes y ajustes salariales y en las condiciones de trabajo.

 También en las empresas periodísticas no hay grieta que valga a la hora del ajuste. Los despidos en Clarín, en Crónica y BAE y el atraso salarial, apertura de retiros voluntarios y ajuste también en Clarín, Página 12 y Radio del Plata y el no pago de los sueldos en todo el grupo Indalo-Ambito Financiero, pintan de cuerpo entero a las patronales vinculadas al kirchnerismo y a la burocracia sindical pejotista que en nada se diferencian de Magnetto a la hora de atacar los derechos laborales. Recientemente, Cristina hizo agua en el reportaje de la “Negra” Vernaci ante a la pregunta de la millonaria pauta entregada bajo los K a los Szpolski. La ex presidenta no pudo justificar ni el desfalco ni haberlo llevado de candidato, por el kirchnerismo, en sus listas.

 ¡Vamos con el FIT!

 El Frente de Izquierda es el único bloque independiente del régimen de ajuste y entrega nacional. 

 Nuestro llamado al voto al FIT asume, por un lado, la defensa de todas las reivindicaciones amenazadas frente a los ocultamientos del oficialismo y sus "opositores": en ambos casos ocultan el ajuste después de las elecciones y el consenso para ese ajuste, respectivamente. 

 Pero también reclamamos el voto de cara a la crisis que se asoma, ante el agotamiento prematuro de la política del capital financiero y su gabinete. 

 Ofrecemos un programa y una salida para los trabajadores.