La fuerza del gremio en el corazón de la Corpo

Jue 29 Mar 2012
Aplausazo y ceses de tareas en Clarín

Probablemente la frase más repetida – y acertada – por la mayoría de los trabajadores de prensa del diario Clarín haya sido que la detención de tareas y la catarata de aplausos de cinco minutos continuados que realizaron el miércoles 28 los compañeros de la redacción no sólo fue un hecho histórico (muchos recordaron las medidas tomadas luego de los 117 despidos del año 2000), sino que también fue una señal de que los tiempos cambiaron y que la patronal ya no puede detener por el miedo la resistencia de los trabajadores.

Compañeros de diferentes secciones del diario se pusieron de acuerdo para realizar un cese tareas de una hora, de 17 a 18 y un aplauso de cierre, para sumarse al reclamo que viene desarrollándose en las diferentes redacciones por el 30% de aumento y un mínimo de $5000.

Redactores y editores, tanto del papel como de la web, permanecieron de pie en un pasillo de la redacción que conecta cada una de las secciones e invitaron a los demás compañeros a participar de la detención de tareas y del aplauso final.
Algunos compañeros que venían del acto en la puerta de Perfil contra los probables despidos por el cierre del diario Libre Deportivo, se sumaron al cese de tareas.

Mientras se cumplía la medida se abrió un diálogo franco con los editores y varios de ellos se sumaron al aplauso de cierre.

Entre los compañeros se plantearon una serie de coincidencias: que el miedo a la represión patronal ya no les impedía empezar a pelear por sus derechos, que se consideraban ante todo trabajadores que conocen la dificultad que conlleva el hecho de no contar con una comisión interna, que era había llegado el momento de hacerse escuchar y que había que sumarse a la lucha del resto del gremio por las paritarias.

La detención de tareas fue de menor a mayor. Muchos se acoplaron sobre el final, en el momento del aplauso, que duró cinco minutos y rápidamente muchos compañeros se lanzaron a difundir lo sucedido a través de las redes sociales.

Expresaron su alegría porque hacía 12 años no pasaba algo de esa magnitud y manifestaron sus deseos de que la medida logre una difusión importante, para que quede en claro que no hay diferencia alguna entre patronales oficialistas y opositoras a la hora de enfrentar los reclamos de los trabajadores y que no se sienten funcionales a los “medios hegemónicos”.

Escuchar todas estas cosas, las conclusiones a las que arribaron y que se haya festejado con tanta alegría lo que pasó esta tarde, es algo digno de ser celebrado. Hoy los trabajadores de la empresa más grande del gremio dieron un gran paso, que fortalece enormemente la lucha por las paritarias, para evitar los despidos en Perfil y por conquistar la comisión gremial interna que tanto necesitamos los trabajadores del diario.

(Desde la redacción de Clarín)

Etiquetas: