La intervención del Gobierno en el conflicto de BAE y Crónica

Mié 7 Mayo 2014

Hace una semana, la presidenta Cristina Fernández vino a confirmar con una frase cuál es la política del Gobierno en el conflicto que se está desarrollando en BAE y Crónica.

En el acto de inauguración de la planta SIAM, la Presidenta lanzó un nada inocente: “Hoy estaba leyendo un artículo en un diario Crónica, que es un diario que defiende permanentemente los intereses de los trabajadores”. La frase fue dicha cuando tenía al lado a Antonio Caló, el verdadero dueño del diario Crónica y BAE, a través de su testaferro Raúl Olmos, en un claro mensaje de apoyo a los empresarios.

Los trabajadores de estos diarios —que vienen resistiendo desde hace seis semanas— no encuentran en el Ministerio de Trabajo una intervención firme frente a la ofensiva patronal (para aplicar un plan de flexibilidad laboral) contra la organización gremial colectiva. Los Olmos mudaron a media redacción a una nueva razón social dejando afuera a los delegados legítimamente votados y a un conjunto de trabajadores que participan activamente de la vida gremial.

Tomada sugirió como salida que los delegados presenten un amparo judicial, poniendo a la cartera laboral por fuera de una intervención directa en este conflicto. La otra sugerencia del Ministerio de Trabajo fue que se armaran elecciones de comisión interna en la nueva redacción a la que no dejan ingresar a los delegados. Pero el activismo no fue invitado a concurrir a la nueva redacción y es la patronal la que ha tomado este consejo convocando a elecciones truchas que fueron resistidas en tres ocasiones por los trabajadores en asamblea, y hasta tuvo que ir el propio Olmos a apretar en una “asamblea patronal” para conseguir que se vote con el objetivo explicito de “cerrar el conflicto”.

El candidato ungido por los dueños del Grupo Crónica es Adrián Subelza, un militante de Kolina, la fuerza política que dirige Alicia Kirchner e integrante de Unidos y Organizados. El ‘deletrucho’ se da el gusto de ironizar, desde su cuenta de Twitter, sobre el conflicto “Me gustaría que alguien pueda pasarme la lista de despedidos que hubo en Crónica y Bae, así me sumo a la lucha de reincorporación”. Y de salir a bancar a Cristina en la defensa a Olmos: “Lo dijo la propia @CFKArgentina ‘diario Crónica defiende permanentemente los intereses de los trabajadores’@cronicaweb #UnidosYOrganizados ”.

Pero éste no es el único militante de Kolina que juega para los Olmos: también está el caso de Oscar “La Momia” Demelli. El ex “Titanes en el Ring” es el responsable del Grupo Crónica en Mar del Plata, donde los Olmos vaciaron la redacción del ex diario El Atlántico con un plan sistemático de despidos encubiertos. Demelli, que se declara un colaborador “ad honorem” de los Olmos, agravia, desde su cuenta de Twitter, a los trabajadores que quedaron resistiendo el vaciamiento y trabajan actualmente en el portal Crónica de la Costa.

El vínculo de Kolina con los Olmos está sellado con ingentes millones de pauta oficial, tanto por parte del gobierno nacional como suplementos especiales del Ministerio de Desarrollo Social, que conduce Alicia Kirchner, publicados en Crónica.

El Gobierno juega con los Olmos en el ataque a la organización gremial y en la liquidación de conquistas ganadas con la lucha de los trabajadores en Crónica y BAE y, por elevación, para imponerle una derrota al plenario autoconvocado de delegados de prensa, y hacer pasar el ajuste en un contexto de ascenso gremial y choque con la burocracia alicaída que vive de mandatos prorrogados por el Ministerio de Trabajo.

Ahora más que nunca, se hace necesaria la puesta en pie de un nuevo sindicato de los trabajadores de prensa independiente de las patronales y el estado.

Etiquetas: