La Naranja repudia la intervención del AFSCA y el AFTIC

Jue 24 Dic 2015

Desde la Naranja de Prensa repudiamos la intervención de parte del gobierno de Mauricio Macri a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y a la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC).


Una vez más, el Gobierno de Macri apela a un decreto, tal como hizo cuando benefició impositivamente a las patronales del campo y la industria, como así también con las designaciones la Corte Suprema. Recién asumido, el espacio "del diálogo" ha constituido un verdadero estado de excepción gobernando con DNU y represión a los trabajadores de Cresta Roja.


Esta intervención marca una nueva fase en la defensa de la concentración  de los medios, aunque ahora al servicio de otra facción empresarial,  como la que lidera el Grupo Clarín,  pero también Telefónica, que ya cambió de bando y presentó su “pliego”.  

 

Estamos, de esta manera,  ante una nueva etapa de disputa entre los dueños de los medios —que ignora otra a vez a los trabajadores— luego de que la Ley de Medios fortaleciera a las patronales afines al gobierno kirchnerista durante la última década. Los beneficiados son los mismos: monopolios capitalistas de los medios y la comunicación, que buscan un beneficio privado y que mantienen, a su vez, un sistema de explotación económico, ideológico y social.


Como bajo el gobierno anterior, la reyerta presente deja completamente fuera de agenda la libertad de expresión para las mayorías sociales y ni está planteado abrir espacios para todas las voces políticas, sociales y culturales con actuación real de la sociedad, en ningún medio, estatal o privado.


La conquista de la palabra —es decir el derecho a opinión no solo de los periodistas, sino de todos los que producen la riqueza cultural, informativa y espiritual en la sociedad— sólo pueda ser garantizada por la organización de los trabajadores de prensa, con una orientación independiente del Estado y de los dueños de los medios.


Llamamos al conjunto de los trabajadores de prensa y a las organizaciones de lucha  que actúan en su seno a movilizarnos junto con el resto de la clase obrera en lucha para exigir la apertura de sesiones extraordinarias del Congreso, para que en ese ámbito se discuta cualquier cambio de la Ley de Medios y de otras normas que afecten el interés de los trabajadores de los medios, así como para reclamar la atención de las reivindicaciones generales más urgentes de los que vivimos de nuestro trabajo.


Nuestra agenda es:

La defensa de los puestos de trabajo y el salario, por un bono de fin de año ya; adelantamiento de las paritarias; defensa y cumplimiento estricto de nuestros convenios y estatutos;  que se abran los medios (por segundos en televisión y radio y espacios en la prensa escrita) para que se conozca la voz de los trabajadores de prensa en disidencia con la línea patronal, en el camino de una gestión que promueva el escrutinio popular de los contenidos; en contra del monopolio de clase de la comunicación; por  la entrega efectiva del 33 por ciento del espacio radioeléctrico para los medios alternativos, con financiamiento estatal que garantice salario de convenio de los compañeros que se desempeñan en ellos.

Etiquetas: