La quiebra de Radio Rivadavia

Lun 13 Nov 2017
Enfrentemos la ofensiva patronal con una acción de lucha unificada de todo el gremio.

Luego de años y años de vaciamiento empresario, el juez en lo Comercial Horacio Robledo declaró la quiebra de la legendaria Radio Rivadavia. Este nuevo derrumbe de un medio de prensa deja virtualmente en la calle a 140 trabajadores.
 
La emisora había cambiado de manos hace 15 meses, al ceder el grupo Cetrá, ligado al radicalismo y al “Coty” Nosiglia, el 70% de sus acciones a manos de la familia rosarina Whpei, de fuerte expansión en medios de prensa en los últimos tiempos.
 
El juez fue lapidario con los dueños de la radio, denunciando el pago de una ínfima parte del quebranto acumulado en años con obras sociales, Sadaic, y de otra deuda, no cuantificada a la fecha de acreencias salariales millonarias que la radio contrajo con sus trabajadores durante un largo período de pago en cuotas de parte de los haberes e incumplimientos paritarios varios. Los Whpei esgrimen haber afrontado el pago de una deuda de más de 15 millones dejada por la gestión anterior.
 
La quiebra decretada ha provocado la desvinculación de numerosas figuras que sostenían la nueva programación de la emisora, lo que ocasionará, a su turno, nuevos quebrantos.
 
La resolución judicial pone a la radio bajo la tutela del síndico, que nada ha dicho a la fecha sobre el pago de los salarios ni sobre cómo se garantizará, de aquí en más, el funcionamiento de la emisora. La experiencia de Radio América tras la fuga del kirchnerista Sergio Szpolski es indicativa del accionar de la justicia y del Ente Nacional de Comunicaciones, manejado por el gobierno nacional, que dejaron morir paulatinamente a la emisora para entregarla en licitación –sin personal. Finalmente, fue obtenida por Editorial Perfil por el valor del pliego licitatorio ($75.000.-).
 
La destrucción masiva de puestos de trabajo en las empresas periodísticas es un indicativo de que las patronales ya han lanzado su propia “reforma laboral” contra el gremio de prensa.
 
Si uno de los aspectos claves de la reforma es el abaratamiento del “costo laboral” vía la baja del valor de las indemnizaciones (protegidas, en el caso del gremio de prensa, por una ley nacional –el Estatuto del Periodista Profesional), la quiebra de Radio Rivadavia consagraría una reforma laboral “al cuadrado” ante la posibilidad de una nula indemnización para sus trabajadores.
 
Se plantea en la emisora la necesidad de que sus trabajadores afiliados a distintos gremios adopten una estrategia común para reclamar el pago en fecha de los salarios y de la cuantiosa deuda salarial hasta la nueva licitación de la emisora, y también –y no menos decisivo– que en la pauta del concurso que el Enacom ha fijado para dentro de seis meses quede claramente establecido en la norma reglamentaria que los futuros compradores deberán absorber a los 140 trabajadores que hoy se desempeñan en la radio, en las mismas condiciones en que desarrollaban sus tareas actualmente.
 
La Naranja de Prensa llama a todo el gremio a una decidida acción común para enfrentar la ofensiva patronal en curso.

Etiquetas: