Licencias para radios: la única verdad es la realidad

Jue 24 Jul 2014

A pesar de la fuerte propaganda que se hizo en su momento sobre la reserva del 33% del espectro para emisoras no comerciales, en estos cuatro años apenas se registran 27 licencias para radios de baja frecuencia en zonas de alta vulnerabilidad social (contra 25 licencias para radios de la Iglesia Católica). A los primeros 33 reconocimientos a canales de televisión de baja potencia, se le contrapusieron 36 reservas de televisión a estados provinciales.

La falta de avances en la elaboración del Plan Técnico de Frecuencias y el Plan Nacional de Servicios de Comunicación Audiovisual Digitales imposibilita saber cuál es el tercio de licencias para resguardar a las organizaciones sin fines de lucro, como prevé la normativa. Esta indefinición se ha convertido en un mecanismo de extorsión y cooptación política a partir de la prórroga discrecional de las licencias temporales.

Para tomar sólo un ejemplo, en ese “censo” hubo 949 medios santafesinos inscriptos. A cuatro años de sancionada la ley, el AFSCA entregó apenas 65 licencias de los expedientes gestionados tras la sanción, mientras que el resto de las 27 licencias entregadas, pertenecen a expedientes iniciados previo a la sanción de la norma. De las 65 licencias entregadas post-ley 50 son para instalar radios FM en la totalidad de los municipios provinciales (proyecto que en la mayoría de los casos han desistido de hacer o ni siquiera se ha planificado). El resto de las licencias entregadas se divide en: 6 cooperativas que las utilizarán para brindar el servicio de televisión por cable; 6 empresas privadas, (de las cuales 3 están vinculadas al grupo empresario Vila-Manzano); 2 a comunidades originarias y sólo 1 a una organización sin fines de lucro.

Etiquetas: