Los trabajadores Télam repudiamos cobarde agresión a nuestros compañeros y convocamos a asamblea general hoy miércoles 6 de junio a las 14 hs. en el 1er. piso de Bolivar 531

Mar 5 Jun 2012
Comunicado de la interna de Télam

Un equipo periodístico de la Agencia de Noticias Télam que fue a realizar una cobertura por un presunto caso de mala praxis en el hospital municipal de Pablo Nogués, partido de Malvinas Argentinas, fue golpeado hoy por una patota que lo amenazó, le robó su equipo de trabajo y lo intimidó para que se fuera del lugar.

El hecho ocurrió esta tarde cuando el periodista Julio Mosle acompañado por la reportera gráfica Florencia Downes y el chofer Federico Molinari llegaron al hospital municipal de Pablo Nogués, sobre la ruta 197, y allí encontraron a un grupo de personas que, encapuchadas, le impidieron ingresar al centro asistencial.

Los hombres le advirtieron a la fotógrafa que se fuera del lugar, mientras el periodista corrió hacia un patrullero cercano, en donde se comunicó telefónicamente con Télam advirtiendo la situación.

Allí fue agredido a golpes de puño y puntapiés por atrás, mientras los "policías se corrieron del lugar", dijo el periodista en una comunicación posterior con esta agencia.

Los agresores le robaron su equipo personal y el celular de la agencia, antes de ser rescatado por el jefe de seguridad del hospital que lo ubicó en la esquina a manera de protección.

En tanto, la fotógrafa debió refugiarse en el interior de un supermercado, situado a siete cuadras del hospital, para evitar ser agredida, mientras el chofer permanece demorado en la comisaria primera de Grand Bourg.

El equipo periodístico de Télam había ido a cubrir un presunto caso de malas praxis en el, Hospital de Trauma "Claudio Zin", situado sobre la ruta 197, a dos cuadras.

Los manifestantes que participaron de la marcha dijeron a Télam que la patota "salió desde atrás del hospital y desde otras dependencias con palos y piedras y agredieron a  un fotógrafo de Tiempo Argentino a quien persiguieron durante varias cuadras".

En tanto, un periodista de Crónica, que también cubría la manifestación, se refugió dentro del hospital.

Tras dispersar a los manifestantes que protestaban por el presunto caso de mala praxis, la patota, aparentemenete vinculada al intendente de Malvinas Argentina (Jesús Cariglino), hizo guardia en la entrada del hospital, donde interceptó al equipo periodístico de Télam

Etiquetas: