Lucha contra el cierre de la Revista Veintitrés

Vie 16 Jun 2017
El Grupo Crónica quiere cerrar la publicación. Los trabajadores lo rechazan y reclaman su reubicación en otros medios del grupo.

El lunes de la semana pasada los trabajadores de Revista Veintitrés recibieron una visita patronal en la redacción del barrio de Pompeya en donde se les anunció el cierre del medio y el despido de todos los trabajadores. Los dueños Veintitrés son hoy el Grupo Olmos (Diario Crónica, BAE, Crónica TV) de estrecho vínculo con la UOM de Antonio Caló.

Los trabajadores, con una gran tradición de lucha, rechazan el cierre, y en caso de que la empresa no retroceda, exigen reubicaciones en otros medios del grupo. La semana pasada los compañeros de la revista participaron masivamente de la Marcha Nacional de Prensa con una bandera colgada en el palco del acto que denunciaba los despidos en el Grupo Crónica y en Veintitrés.

 La revista dejó de salir en papel hace seis meses –hoy es un sitio web– y su redacción fue mudada a Pompeya luego de un plan de achique que incluyó “retiros voluntarios” y reubicaciones.

Este cierre se da un marco de ajuste en todo el gremio de prensa, pero en especial en el Grupo Olmos/Crónica en donde se vienen realizando despidos y “retiros voluntarios” en la totalidad de sus medios. El grupo Crónica en vez de estar “firme junto el pueblo” (como reza su slogan) lo está contra los trabajadores y su organización. Una "firmeza” anti-sindical que tuvo su punto culmine el año pasado con el despido de todos los delegados de los diarios Crónica y BAE.

Raúl Olmos, CEO del grupo, es un contador oriundo de Mendoza, de estrechos vínculos con Antonio Caló y otros dirigentes sindicales de la CGT que a través de la empresa BASA Salud “gerencia” la Obra Social de la UOM, es “dueño” de cientos de sanatorios, y es la “cara visible” junto a su hermano Alejandro, de este sector del sindicalismo en varios negocios, entre los que se encuentran los medios de comunicación.

La Revista Veintitrés fue fundada por Jorge Lanata en 1998 y luego de estar brevemente en manos del Grupo Lerner (Revista Pronto / Imprenta IPESA), en 2014 la adquirió Sergio Szpolski convirtiéndose en el puntapié inicial (lo precedieron el Diario la U y la agencia INFOSIC) del multimedio que pasó a llamarse Grupo 23 y que fuera vaciado y abandonado por la patronal a principios del 2016, provocando centenares de despidos. El grupo Olmos adquirió la revista a fines de 2014 –un año antes, Szpolski también les había vendido el diario BAE.


Etiquetas: