clarín

El vaciamiento de los medios de prensa tiene hoy su punta de lanza en el Grupo Veintitrés de Szpolski-Garfunkel, quienes adeudan salarios, aguinaldos y cierran publicaciones, mientras el grupo facturó al menos 814 millones de pesos en los últimos seis años.

 

Una masiva asamblea de AGEA/Clarín votó el jueves 20 de agosto, por unanimidad, retomar el plan de lucha que se había suspendido semanas atrás por un cuarto intermedio de negociación. Fue una decisión tomada frente a la sistemática falta de respuesta de la empresa sobre el reclamo salarial, por encima del miserable acuerdo firmado a espaldas de los trabajadores por la burocracia del viejo sindicato de Prensa, la UTPBA. 

1) Las medidas de protesta son un derecho de los trabajadores y no constituyen ninguna amenaza.Por el contrario, sí resulta una grave amenaza la carta que la Gerencia de Recursos Humanos envió a todo el personal de la empresa, en la que se nos sugiere que no ejerzamos ese derecho y “cuidemos” nuestras fuentes de trabajo.

En las preliminares de la discusión salarial, varias patronales de Prensa han lanzado ataques contra sus trabajadores. Clarín no respeta los acuerdos salariales anteriores y miente cínica y provocadoramente sosteniendo que ya cumplió y Publiexpress (Pronto) se lanzó a un plan de despidos cuando sus cuentas están florecientes.

Los trabajadores de los diarios y revistas de AGEA-Clarín (Clarín, Muy, La Razón, Clarin.com, Olé, Viva, entre otros) han expresado una contundente respuesta al plan de precarización que quiere imponer la empresa, en un grupo que ha tenido ganancias cercanas al 70% en 2014.

El anuncio de Sabbatella de que procederá a la adecuación “de oficio” al Grupo Clarín, forzándolo a la venta de ciertos medios estratégicos (Canal 13, Radio Mitre, TN y Cablevisión) ha devuelto a la primera planta el choque entre el gobierno y la “corpo”. Todo indica que, como en otras oportunidades, el choque terminará en una nueva impasse, judicial y política. 

Asambleas de 300 trabajadores, de más de dos horas y media de duración, votaron la lucha contra el proyecto de “convergencia de redacciones” que quiere imponer la empresa, un esquema profundo de precarización laboral y del oficio.

Los trabajadores de las distintas redacciones y sectores de AGEA-Clarín protagonizaron el martes una enorme jornada de protesta contra la política de ajuste y precarización de la empresa.

Clarín anunció el jueves que no le renovará el contrato a siete trabajadores de Deportes del diario papel y del puntocom de esa misma sección. Se trata, lisa y llanamente, de despidos encubiertos que se enmarcan en una política precarizadora, a través del régimen de los contratos, que caracteriza a esta patronal.

Entrevista a Daniel Mecca, delegado paritario de Agea-Clarín

“Por una posición común de los trabajadores de prensa”

“El fallo de la Corte Suprema sobre la ley de Medios produjo, naturalmente, una situación de incertidumbre en los trabajadores, al menos fue lo que percibí en la redacción donde trabajo (diario Muy). En el fuego cruzado político y mediático entre Clarín y los K, los trabajadores de prensa no solamente carecemos de presencia en los medios, sino que todavía no hemos elaborado una posición homogénea que sea respaldada por una mayoría significativa. Esta es nuestra principal tarea política”.

Las #ParitariasPrensa2013 determinaron un cambio de etapa en el gremio. Fue un triunfo que tuvo su manifestación económica (con aumentos que van del 27% al 22% como piso) y que a la vez implicó una perspectiva más profunda: una extensión hasta el último rincón del gremio de prensa del autorreconocimiento de los compañeros como trabajadores, bajo la expresión de una lucha independiente en las bases de cada redacción.

Rabini, candidato del Frente Unidad para Luchar, pasa revista a las paritarias y explica por qué la Multicolor agrupa al activismo del gremio.

—¿Qué balance hacés de la lucha paritaria de este año?

El proceso de lucha por las paritarias produjo un cuadro de ascenso histórico en el gremio de prensa, que tuvo su correlato y su base con lo que sucedió en el interior de las redacciones. Tal fue el caso de las distintas publicaciones de AGEA-Clarín donde después de décadas se hicieron paros masivos, que se sumaron a los quites de firmas, aplausazos y multitudinarias asambleas generales.

La Naranja de Prensa repudia la agresión del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, contra periodistas del diario Clarín, a los que acusó de tener "las manos manchadas con sangre".

Después de una movilización de 1.500 personas en el Día del Periodista por las Paritarias de Prensa Escrita 2013, la lucha en el gremio de prensa sigue avanzando con pasos históricos. Los trabajadores de las distintas redacciones de AGEA-Clarín llevaron adelante el 17 y el 18 de junio los primeros paros en en muchos años dentro de la empresa. Estos paros se dan luego de quitar masivamente las firmas el viernes, sábado y domingo en Clarín, Olé, Muy, La Razón, Zonales, Clarin.com, entre otras publicaciones.

Estas medidas se enmarcan en el plan de lucha general de todo el gremio de prensa por las paritarias, en respuesta a las ofertas irrisorias que ofrecen las patronales sobre los básicos de convenio con el mero objetivo de dinaminar la mesa paritaria. Esa provocación -a la que suman los insultantes $150 que ofrecen para colaboradores- tomó su máxima expresión con el anuncio de Clarín de un aumento unilateral  del 22,5% para mayoría de los trabajadores y del 16 % para los salarios más altos. Esta propuesta fue respondida con el paro masivo en Clarín y en todo el gremio en el marco del plan de lucha votado por el plenario de delegados paritarios.