clarín

Los tiempos se aceleraron y prácticamente todos los días el Gobierno y el Grupo Clarín protagonizan un nuevo round de cara a la pelea de fondo que se dio en llamar “7 D”. Se han sucedido la designación de Martín Sabatella al frente de la AFSCA; la pelea al interior del Consejo de la Magistratura que debe designar los jueces que decidirán sobre la constitucionalidad o inconstitucionalidad de los artículos que obligan al pulpo a desinvertir; la reciente aprobación de la ley que reglamenta el per saltum para que la Corte pueda intervenir en el tema; la remoción de jueces; la discusión acerca de la forma en que los otros grupos comunicacionales se adaptarán a la ley. Todo en un cuadro donde se ha agravado el sistemático choque entre el atril presidencial y sus funcionarios más desbocados y las tapas y notas del diario Clarín y sus restantes medios. 

No existe tema de la agenda pública –inflación, seguridad, política exterior– que no esté, aunque en muchos casos artificialmente, cruzado por este choque, es decir que estamos ante una crisis de conjunto que afecta a todo el régimen político.

En una asamblea general realizada el sábado 27 de octubre, los trabajadores de todas las publicaciones de AGEA resolvimos por unanimidad conformar una junta electoral para la realización de una elección de comisión gremial interna, a efectuarse el jueves 15 de noviembre de 2012, de 10 a 22 horas.

 

El 27 de septiembre, los trabajadores de Clarín alcanzamos un punto bisagra y fundamental en la lucha gremial dentro de la empresa: a las 18 horas, compañeros de todas los diarios como Olé, Muy, La Razón, Zonales, entre otras publicaciones, se acercaron masiva y organizadamente a la redacción principal de Clarín, para comenzar, junto con los trabajadores del diario homónimo, un aplausazo histórico de 500 trabajadores que duró más de 10 minutos ininterrumpidos.

Reproducimos comunicado de trabajadores de AGEA

Quite de firmas para reclamar por lo que nos deben

Los trabajadores de todas las publicaciones de AGEA realizamos el sábado 15/9 una asamblea general en la sede de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA).

Analizamos los incumplimientos salariales de la empresa con relación al acuerdo paritario del sector y debatimos sobre la necesidad de tener una comisión interna. Además, se debatió sobre nuevos y repetidos casos de precarización y flexibilización de tareas, provocadas por la fusión del formato papel con los soportes web que plantea la empresa.

Una lucha de todo el gremio de prensa

¡Que Clarín cumpla el acuerdo paritario!

El jueves 7 de junio, Día del Periodista, se convirtió en una gran jornada de lucha para el conjunto de los trabajadores de prensa. Ese día, todos los diarios del Grupo Clarín (Clarín, Olé, La Razón, Muy, Zonales), sin comisión interna desde hace más de diez años, quitaron masivamente las firmas, en reclamo por el incumplimiento patronal del acuerdo paritario firmado hace casi dos meses. Pero la medida también respondió a la negativa de la empresa a recibir a los delegados paritarios de los trabajadores del grupo Clarín, elegidos democráticamente en asamblea.

La patronal de Noble y Magneto desconoce el acuerdo paritario

Los trabajadores de Clarín y de los demás diarios retiramos las firmas el Día del Periodista

En una decisión cuanto menos insólita, la patronal de Noble y Magneto desconoce el acuerdo paritario de la rama diarios firmado por la cámara patronal (AEDBA) que ellos mismos dirigen, junto al diario La Nación.

El acuerdo comenzó a regir el 1° de abril pasado. Ya han pasado más dos de meses y la patronal de Clarín no ha pagado los aumentos ni ha incrementado los salarios de los trabajadores que se encuentran por debajo de la nueva escala salarial.

Reproducimos comunicado de los delegados paritarios de Clarín

PARITARIAS: SE NIEGAN A RECIBIRNOS

Buenos Aires, 30 de mayo de 2012

En nuestra condición de delegados paritarios de los trabajadores de prensa del Grupo Clarín -firmantes del Acuerdo Paritario Expediente N° 1.438.113/11-, nos hemos dirigido a la gerencia de Recursos Humanos para solicitarle una reunión con motivo de efectuar una presentación formal y conocer el mecanismo por el cual la empresa hará efectivo el pago de lo establecido en el acuerdo salarial. El mismo fue homologado en el Ministerio de Trabajo. Sin embargo, y a pesar de nuestras reiteradas insistencias, no hemos sido recibidos por la empresa.

Libertad de expresión y derecho a la información

Una pelea contra las patronales y el estado

Hace una semana, en el programa de Jorge Lanata, se presentó un grupo de periodistas -entre ellos, algunos que son altos directivos de los medios en los cuales trabajan- que impulsa una campaña para que los funcionarios del Gobierno Nacional hagan conferencias de prensa, por el derecho a preguntar en las mismas y por la distribución de la pauta oficial. Esta campaña arrancó hace un mes y medio con una solicitada, en la que se observa la mano de las patronales de Clarín y La Nación en un intento para alinear a un sector de los trabajadores detrás de su enfrentamiento con el gobierno.

El plan de lucha de la rama diarios del gremio de prensa incluyó entre sus medidas de fuerza el retiro de la firma de los artículos periodísticos.

Aunque no altera, demora, o entorpece el proceso de producción del diario, esta acción fue clave en  la pelea que permitió conquistar un aumento de casi 25% y la recuperación y actualización de la escalas del convenio del 75.

El método, además,  ya se nacionalizó. Los planes de lucha que ya se anunciaron en la prensa escrita de Córdoba y Tucumán arrancaron con retiro de firmas.

Los trabajadores eligieron delegados paritarios en Clarín

Un gigante se pone de pie!

En el marco de las paritarias históricas del gremio de prensa de Buenos Aires -con delegados paritarios elegidos en asamblea y tras 35 años sin paritarias generales- y como corolario del enorme plan de lucha de los trabajadores, los compañeros de Clarín han dado un paso vital en la reconstitución de su organización gremial interna.

Sí, Todos juntos podemos

Grande compañeros de Clarín

Ya sin ninguna duda, estamos en presencia de un cambio profundo en la organización y la intervención de los trabajadores de prensa en la lucha conjunta por sus reivindicaciones. Ayer, los compañeros de Clarín dieron otro paso impresionante en este terreno: las denominadas “secciones calientes” del diario fueron avanzando progresivamente hacia un cese de tareas organizado boca a boca, que terminó con un aplausazo masivo que abarcó a todo el piso principal de la redacción.

Aplausazo y ceses de tareas en Clarín

La fuerza del gremio en el corazón de la Corpo

Probablemente la frase más repetida – y acertada – por la mayoría de los trabajadores de prensa del diario Clarín haya sido que la detención de tareas y la catarata de aplausos de cinco minutos continuados que realizaron el miércoles 28 los compañeros de la redacción no sólo fue un hecho histórico (muchos recordaron las medidas tomadas luego de los 117 despidos del año 2000), sino que también fue una señal de que los tiempos cambiaron y que la patronal ya no puede detener por el miedo la resistencia de los trabajadores.

Compañeros de diferentes secciones del diario se pusieron de acuerdo para realizar un cese tareas de una hora, de 17 a 18 y un aplauso de cierre, para sumarse al reclamo que viene desarrollándose en las diferentes redacciones por el 30% de aumento y un mínimo de $5000.

El reconocido periodista de Clarín, Ismael Bermúdez, fue reincorporado hoy, jueves 8, a sus tareas habituales luego de que la patronal lo hubiera obligado a jubilarse pese a que él tenía la disposición y la capacidad como para seguir cumpliendo normalmente con su trabajo.

Así comienza el petitorio que lanzaron los trabajadores de prensa del diario Clarín y que ya fue presentado a la empresa con la firma de más de 110 periodistas, donde piden la reincorporación de Ismael Bermúdez, reconocido periodista de Economía, al que la patronal obligó a jubilarse pese a que él tenía la disposición y la capacidad como para seguir cumpliendo normalmente con sus tareas.

Luego de 7 años de movilizaciones y una firme batalla judicial, volvió a ingresar a Artes Gráficas Rioplatense (AGR) Pablo Viñas, congresal de la Naranja Grafica, militante del Partido Obrero y único representante gremial despedido al que Clarín negaba su ingreso en la fábrica.

Se reincorporó tras quedar firme la medida cautelar que ordena la reinstalación, luego de ser rechazado el Recurso Extraordinario presentado por los abogados del Grupo Clarín para que la Corte Suprema revisara la medida cautelar que beneficia al congresal gráfico.