Ni con el gobierno, ni con el monopolio de Clarín: Con los trabajadores del diario

Lun 15 Feb 2010 Una solicitada denominada “Carta Abierta a los trabajadores de Clarín” con la firma de FATPREN, el Foro de la Comunicación y otras organizaciones kirchneristas apareció en varios diarios el 29 de enero. La misma interpela a los trabajadores de Clarín por colaborar con “la furiosa e irracional campaña de debilitamiento, desprestigio y derrocamiento de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, lanzada por el directorio del grupo y su CEO, el señor Héctor Magneto”.
Por ese motivo, los firmantes señalan que los trabajadores del pulpo mediático deben “reaccionar frente a esto (el ataque al gobierno)”. Es más, los instan “a rebelarse contra esta perversa maniobra. Protesten, resistan y, si es necesario, renuncien (!!!) y denuncien a sus patrones destituyentes”.
Es cierto que los trabajadores de Clarín deben “rebelarse” contra su patronal pero no en apoyo de un gobierno que se encuentra en una carrera furiosa por pagar la deuda externa para “volver al mercado de capitales”, es decir, endeudarse aún más.
De ninguna manera pueden poner su fuerza en la defensa de un gobierno que se ha caracterizado por la defensa irrestricta de los Roggio, Cristóbal López, Werthein, etc, y que más allá de uno que otro exabrupto verbal no ha hecho nada en defensa de los trabajadores de ese campo de concentración que es el grupo Clarín.
Todo lo contrario, en 2004, el gobierno puso a la Infantería a desalojar y reprimir la ocupación que los trabajadores gráficos le hacían a Noble y Magnetto, mientras que hoy deja hacer al “monopolio” que persiste en no reconocer a la Comisión Interna de Canal 13/TN y tampoco reincopora a los delegados despedidos, a pesar de los fallos favorables en la Justicia en ese sentido.
Peor aún resulta que uno de los firmantes e impulsores es nada menos que Gustavo Granero, secretario general de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), quien debería proponerse organizar a los trabajadores del diario para pelear contra los atropellos patronales y no instarlos a renunciar, abandonando toda posibilidad de pelea presente o futura.
Evidentemente como la mira de los firmantes está puesta en la pelea del kirchnerismo con Clarín antes que en los intereses de los trabajadores del diario, la orientación es que se produzca (si pueden conseguirlo) algo de escándalo con alguna renuncia aunque el resultado sea la desmoralización de los que sigan trabajando en el diario y no suponga un solo paso en la organización de los compañeros.
La salida a las terribles presiones patronales, a los retiros voluntarios compulsivos, a la precarización laboral, a los bajos salarios y a la manipulación de la labor periodística se encuentra en la organización independiente de los trabajadores en defensa de sus intereses, no los de un gobierno agotado.
Hay que poner todos los esfuerzos para que los trabajadores de Clarín puedan tener una Comisión Interna.

Por la defensa de la CI de Canal 13.
Ningún despido.
Aumento salarial urgente.
Por la plena vigencia del Estatuto del Periodista.

Desmentida
Como ya lo manifesté en una declaración pública, desmiento que haya firmado la solicitada del denominado Faro de la Comunicación de apoyo al gobierno kirchnerista y de ataque a los trabajadores de Clarín. Desconozco quien y con que intenciones quiso colocarme en un terreno oficialista. Mis posiciones políticas y sindicales son ampliamente conocidas en el gremio de prensa. Coincido plenamente con las críticas que se realizan a los planteamientos de la solicitada kirchnerista en la nota que publicamos en este boletín.
Nelson Marinelli
Etiquetas: