No a los despidos de los Olmos en el grupo Crónica

Lun 29 Feb 2016

La patronal que conduce Raúl Olmos se presentó en las redacciones de los diarios BAE y Crónica que funcionan en Pompeya para anunciar la oferta de retiros voluntarios para todo el personal que se desempeña en ellas y el cierre de ambas; con lo cual, los retiros no serían tan “voluntarios”.


Este brutal ataque pretende coronar un proceso que comenzó hace casi dos años, cuando la empresa decidió trasladar físicamente a un nuevo edificio y cambiar de razón social a trabajadores de Crónica y BAE para dividir las redacciones e impedir el ingreso los trabajadores y delegados que resistieron la multitarea y la polifuncionalidad.

De esta manera fundó Aconcagua, una suerte de tercerizada productora de contenidos para todo el grupo sin distinción entre productos. Este nuevo espacio laboral fue creado a medida de sus intereses, sin permitir el ingreso de los delegados legítimamente electos, digitando una nueva comisión interna adicta a los mandatos patronales e incapaz de llevar a fondo los enromes reclamos que están planteados en la nueva redacción.

En estos dos años, la patronal de los Olmos no dejó en pie ningún artículo de la ley laboral, la Constitución y los tratados internacionales en su ataque a los trabajadores: discriminación, prácticas anti sindicales, maniobras fraudulentas para romper la organización interna, y hasta espionaje y patoteadas a trabajadores que pegaban afiches a favor de la lucha contra estas salvajadas. Todo ante los ojos de los poderes del Estado y la burocracia de Antonio Caló, financista de estos empresarios.

Los “retiros voluntarios" que llegan ahora desmienten el compromiso asumido por la empresa con los compañeros que pasaron a la nueva redacción, a los cuales se les aseguró que no iban a despedir a ninguno de los trabajadores que no estaban convocados a cambiar de razón social.

La empresa, estrechamente vinculada a fondos de la UOM de Antonio Caló de origen dudoso, y que creció formando un enorme holding empresario que incluye medios de comunicación, clínicas, empresas de servicios del sector salud, seguridad y hotelería, se vale ahora de la excusa de la falta de pauta oficial para justificar este atropello. Llegaron incluso a señalar que ya no van a poder evadir más las cargas sociales y previsionales que estaba  autorizado por el gobierno anterior a través del canje de pauta por deuda.

Esto pinta de cuerpo entero a la burocracia sindical empresaria y a las patronales k de medios: crecieron bajo el ala del kirchnerismo haciendo negocios y expandiéndose a otros rubros sobre la base de defraudar al estado y a los trabajadores. En el gremio de prensa, los Cirigliano de los medios actúan como el ariete del ajuste que lleva adelante Macri en el país.

Al cierre de esta nota, los trabajadores de Crónica TV informaron de 12 despidos en el canal. De esta manera, todos los trabajadores de los medios del Grupo de los Olmos están en riesgo, si se generaliza esta salida frente a la “caída de la pauta”.  

Es perentorio prepararse para defender todos los puestos de trabajo del grupo y garantizar la continuidad laboral de todos aquellos compañeros que no acepten el retiro voluntario.

Etiquetas: