Repudiamos la brutal represión de la Policía Metropolitana

Vie 26 Abr 2013

La Naranja de Prensa repudia la brutal represión de la Policía Metropolitana contra los trabajadores, médicos y pacientes del hospital Borda y los trabajadores de prensa que informaban a la población sobre ese acto ilegal. Los 8 detenidos y más de 50 heridos demuestran a las claras la magnitud de la violencia ejercida por la policía del gobierno de Mauricio Macri.

Advertimos que esta represión está al servicio de una política que apunta a hacer de la zona sur de la ciudad un enorme negociado inmobiliario, que expulsará a los sectores populares actualmente asentados allí. Para "estar cerca de la gente de Barracas", como dijo el gobierno macrista hoy en una conferencia de prensa, no hace falta levantar un "centro cívico": hay que hacer obras de infraestructura elementales y urbanizar la Villa 21. Pero para eso no hay fondos.

También llamamos la atención sobre el hecho de que la decisión del macrismo fue apoyada por la bancada kirchnerista de la Legislatura porteña, la que en diciembre pasado votó a favor de una ley que habilita la venta de otros edificios municipales para juntar la plata para hacer el "centro cívico".

La aparición inesperada de las topadoras en la madrugada de hoy, custodiadas por decenas de policías, pone de relieve que el objetivo era consumar un hecho del que había posiciones divergentes. El macrismo apeló a la violencia de las topadoras, primero, y de la policía, después.

Por eso la policía metropolitana reprimió con tanta saña a los trabajadores de prensa. Suman 10, sí 10, los compañeros agredidos con balas de goma, palazos, gas pimienta, empujones y amenazas, y hasta detenidos. El objetivo de tanta coacción no puede ser otro que amedrentar a los trabajadores de prensa para que lo "piensen dos veces" la próxima vez que la metropolitana realice un operativo. Este modus operandi se ejecutó también durante la represión de la metropolitana en el desalojo de la sala alberdi y en el parque centenario.

Expresamos nuestra total solidaridad con nuestros compañeros agredidos. Hacemos responsables tanto civil como penalmente al gobierno de Macri por los daños y perjuicios provocados y exigimos el castigo a los responsables materiales y políticos de estas acciones ilegales.

Etiquetas: