Repudiamos la censura al Periodista Darío Aranda en Página 12

Lun 21 Nov 2011

Repudiamos la censura sufrida por el Periodista Darío Aranda y denunciamos el atropello que significa publicarle la nota censurada y modificada con su firma. Esta censura tuvo como función ocultar la denuncia de los movimientos campesinos acerca de la complicidad de los patrones de la soja con el gobierno provincial, nacional y el poder judicial. Le hacemos llegar el respaldo incondicional al compañero Aranda y exigimos el juicio y castigo a los asesinos de Cristian Ferreyra.

 

A continuación reproducimos la denuncia de Darío Aranda 

Denuncia de Darío Aranda, periodista de Página/12:

La nota que hoy (Sábado 19)  aparece en Página12 con mi firma no se corresponde con la que escribí. Específicamente el primer párrafo (lo más importante de una nota periodística). Un derecho básico de los periodistas es tener la posibilidad de retirar la firma. No me han respetado ese derecho. Por este oficio que abrazo y por las organizaciones sociales en lucha (y por los asesinados por este modelo extractivo) es imprescindible esta aclaración.

Copio la cabeza original. Había sido acordada así con el editor. Todo lo que está en negrita lo borraron sin avisarme: "Asesinado por el agronegocio. Cristian vive, la lucha sigue", resumía la extensa bandera al frente de la marcha que ayer reclamó justicia por el asesinato del campesino santiagueño Cristian Ferreyra, ocurrida por una disputa territorial. El Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI), donde militaba Ferreyra, enumeró cuatro niveles de responsabilidad: el modelo agropecuario, el gobernador Gerardo Zamora, el Poder Judicial provincial y el Gobierno Nacional. Desde la puerta de la Casa de Santiago del Estero en Buenos Aires el vocero del MNCI, Adolfo Farías, fue explícito: "Hacemos público que vamos por el Gobernador, es el responsable de las represiones. No habrá más asesinatos en el monte santiagueño". También hubo marchas en Santiago y Córdoba.

La cabeza publicada por el diario: "Asesinado por el agronegocio. Cristian vive, la lucha sigue", resumía la extensa bandera al frente de la marcha que ayer reclamó justicia por el asesinato del campesino santiagueño Cristian Ferreyra, ocurrida por una disputa territorial. La marcha partió del Obelisco, se dirigió por avenida Corrientes y terminó en Florida 274. Dos cuadras de personas y dos consignas que se repitieron: "¿Quiénes somos? Campesinos. ¿Qué queremos? Tierra, trabajo y justicia" y "Alerta que camina la lucha campesina por América latina".

 

 

Etiquetas: