Repudiamos la clausura del edificio de móviles de C5N

Vie 18 Sep 2015

La  Naranja de Prensa repudia la clausura que realizó el Gobierno de la Ciudad de un edificio donde guarda los móviles C5N, lo que afectó las tareas del canal de noticias.  Advertimos que ha quedado en evidencia que se trata de una represalia por las denuncias que, con origen en una investigación del diario Tiempo Argentino, fueron vehiculizadas por ese medio contra el periodista Fernando Niembro, quien finalmente debió renunciar a su candidatura a primer diputado del PRO en la provincia de Buenos Aires, luego de que se conociera que había recibido sumas millonarias por contratos con la administración porteña sin justificación real alguna.

El argumento que esgrimieron los inspectores de la Ciudad acerca de la existencia de anomalías en el edificio es simplemente una excusa. Lo prueba el mismo levantamiento de la clausura, pocas horas después, tras el escándalo mediático, sin ninguna alteración de las irregularidades deunciadas.

Si se trata de “irregularidades” el Gobierno de la Ciudad –y el nacional- deberían haberse dado una vuelta por las tierras de Cristóbal López cuando en una de sus empresas, Minuto1, fueron despedidos brutalmente dos delegados para represaliarlos por una lucha salarial. Lo mismo podría haber hecho la administración macrista con las obras del nuevo edificio al que mudó sus instalaciones Editorial Perfil, plagadas de violaciones a las normas de seguridad denunciadas una y otra vez por los trabajadores, al punto de que en medio de las obras perdió la vida al un obrero de la construcción.  

La selectividad muestra un ánimo persecutorio, que se dirige contra la libertad de expresión y muestra a la vez con qué métodos gobiernos y medios de comunicación patronales dirimen sus diferencias cuando agotan sus recursos habituales de competencia y de arbitraje de sus diferencias.

Tras el levantamiento expres de la clausura exigimos ahora el respeto a la libertad de expresión y al trabajo de sus periodistas, técnicos y camarógrafos. Planteamos, además, que un comité de higiene y seguridad electo por los compañeros del canal verifique cualquier irregularidad o anomalía que pueda afectar su salud y condiciones normales de trabajo, en el marco del restablecimiento de los plenos derechos gremiales de los compañeros, con la vuelta a sus puestos de los delegados de Minuto1, cuya redacción comparte el edificio,   y la vigencia de todas las garantías de representación gremial adecuada para trabajadores de televisión y periodistas dentro del canal.

La Naranja de Prensa

Etiquetas: