Respuesta de los trabajadores de Perfil a Jorge Fontevecchia

Lun 10 Jul 2006 A continuación, reproducimos el comunicado emitido por la CI de Perfil, como respuesta al artículo de Jorge Fontevecchia sobre el conflicto con los trabajadores del diario y la editorial

La disyuntiva no puede ser obsecuencia o miseria

Para sorpresa de muchos, en la edición de ayer del diario PERFIL aparecen más de cinco páginas dedicadas al conflicto existente entre los trabajadores de la editorial y diario Perfil y la empresa propietaria del multimedios. Entre los diversos textos publicados se destaca el artículo de Jorge Fontevecchia, fundador del diario y CEO de la empresa, que bajo el título de "El problema político y sindical en el diario Perfil", fija posición sobre nuestros reclamos y la postura de la empresa.

Contrasta esta actitud con el vergonzoso, injurioso y descalificativo dislate de Jorge Lanata, quien, se degrada a si mismo con una diatriba bochornosa. Cuan lejos está éste Lanata de aquél que un 27 de junio de 2002 nos invitara a su programa televisivo en apoyo a nuestra huelga de 23 días de duración en defensa del Estatuto del Periodista Profesional, debido a la decisión de Editorial Perfil de pedir su anulación al juez que tramitaba el Concurso de Acreedores de la empresa. Nos causa dolor tanta degradación.

La verdad, aunque duela

Ante nuestro primer planteo salarial/laboral (que data de por lo menos tres meses atrás), la empresa respondió con una negativa. Su actitud motivó a la Comisión Interna a emitir el duro comunicado al que hace referencia Jorge Fontevecchia. Entonces, reunimos fuerzas y el 7 de junio, Día del Periodista, realizamos la Asamblea General más importante de los últimos años en Perfil.

Por primera vez, a 10 meses de la reapertura del diario, los periodistas de todo el grupo nos conocimos y discutimos una salida a los bajos salarios y al incremento de nuestro trabajo. Muchas voces se alzaron contra la terrible desvalorización de nuestras expectativas sociales.

Ese día también marcamos una contradicción flagrante de Jorge Fontevecchia. Víctima él del terrorismo de Estado de la dictadura militar, el CEO de la empresa victimizaba a sus trabajadores al apropiarse de un derecho que había sido pisoteado por la barbarie de ese régimen nefasto. En Perfil, el Día del Periodista no es reconocido como tal.

Ante todo, claridad en los números

A partir de esa gran asamblea nada fue igual en la empresa. La dirección de la Editorial tomó nota del estado deliberativo en que se encontraba el personal y buscó, sobre la base de un aumento del 5%, ($40 para los sueldos más bajos) zanjar la cuestión. Nuevas asambleas solicitaron a Perfil que mejorara su propuesta.

En este momento, la resolución del conflicto se encuentra trabada por la negativa empresaria a satisfacer nuestras demandas. Reafirmando nuestra voluntad negociadora, y en el ánimo de la preservación de cada uno de los puestos de trabajo del personal, accedimos a en esta instancia, solicitar un aumento mensual en efectivo de $200 remunerativos para todo el personal, más $ 44 de tickets, con el objetivo de que el salario de quienes menos ganan llegase a los $1.000. Y proponíamos, proponemos, además, una discusión seria y responsable sobre los catorce puntos de nuestra demanda. Nos parece inconducente en este punto, decir que los salarios de $800 fueron para quienes el diario era su primer empleo. Luego de meses del diario en la calle, no aceptamos pasantías que financien proyectos empresarios. Nuestras demandas no son un supuesto capricho juvenil. Realizamos un trabajo cotidiano como cualquier trabajador de un medio, bajo condiciones políticas complejas y debe ser remunerado como tal.

La empresa, entonces, dio a conocer otra fórmula para resolver la crisis. La nueva oferta fue anunciada mediante correo interno el viernes 7 de julio por la tarde y es diferente a la que formula Jorge Fontevecchia en su artículo, treinta y seis horas más tarde. Mientras en la primera propuesta Perfil anuncia un aumento de los tickets de comida para todos aquellos que los que los reciben, en el enunciado del domingo, Jorge Fontevecchia lo circunscribe para aquellos cuyos sueldos sean menores a los $2.000. Además, en el comunicado interno del día viernes, la cifra de aumento mínimo ofrecido por la empresa es de $100 para los salarios menores de $1.300.

El nuevo planteo realizado desde las páginas del diario vuelve atrás parcialmente con el ofrecimiento efectuado el viernes, que se encontraba lejos aun de nuestro planteo. También se omite que su inclusión en el recibo de haberes sería como suma no remunerativa.

Destacamos el giro positivo del artículo de Jorge Fontevecchia en cuanto al análisis de la pauta salarial existente en el diario Perfil. Es evidente el cambio de actitud de la empresa en los últimos meses. Según consta en el expediente Nro. 1133895/05 abierto en el Ministerio de Trabajo, la empresa se negó a dar a conocer los salarios de su personal ante un requerimiento de la Comisión Interna efectuado en la sede de la cartera laboral. Noventa días más tarde vemos con agrado el poder discutir sobre cifras concretas y precisas. Y en honor a la precisión, y en defensa de lo que hemos afirmado, reiteramos que en Perfil son muchos los periodistas que cobran $800 en mano. Y que más de 130 trabajadores, sobre aproximadamente 500, reciben salarios inferiores a $1.300.

Pero lo más importante lo reconoce Jorge Fontevecchia en su artículo, al afirmar que, en el diario, el promedio salarial (incluyendo $220 ticket de almuerzo que se utilizan para alimentarse durante las horas de trabajo) de las 126 personas que integran el plantel de efectivos es de $1.800, esto es, un 80% de los $2.300 que el INDEC señala como valor de la canasta familiar. Y esto, sin contar a todos los colaboradores del diario que, en clara violación de la Ley, se ven obligados a presentar factura para poder trabajar. La suma de toda esta masa salarial daría un promedio por trabajador francamente inferior a lo manifestado por Jorge Fontevecchia.

Algo más, para no dar lugar a equívocos. Al contrario de una supuesta sobredimensión de personal, lo que existe en Perfil es un corset a nuestras aspiraciones. Los salarios en el diario nacieron devaluados, además, por la sencilla razón de que allí un redactor tiene una pauta de 40 horas semanales contra las 36 que desarrollan los de la editorial y que es el horario establecido por ley. Esta prolongación de la jornada laboral se ha formalizado violando todas las disposiciones legales existentes.

Una empresa en expansión

En el final de su nota, Jorge Fontevecchia se despide con un mensaje optimista, bajo la forma del anuncio del nacimiento de la puntocom de Perfil para mediados de septiembre. A la espera de que, por el bien de todos, dicho sitio no esté basado en la hipótesis de la "pauta oficial", queremos resaltar el importante crecimiento empresario que en los últimos años viene desarrollando el grupo Perfil, tanto a escala nacional, como internacional.

Sin embargo, y, aunque bajo ciertos límites, como consecuencia de esta relativamente nueva dinámica de sus negocios, la suerte de Perfil ha dejado de regirse por una u otra contingencia local.

La performance del grupo está atada hoy, más que nunca, a los vaivenes de la economía mundial. Un derrumbe financiero en Brasil, con la consiguiente caída en los negocios del grupo en ese país, podría por ejemplo, repercutir gravemente en las perspectivas de Perfil Argentina (a pesar de cualquier pauta oficial), debido al peso preponderante que tiene en las finanzas generales del grupo el negocio en Brasil. Además, muchos recordarán que Jorge Fontevecchia informó que el déficit que generaría el relanzamiento del diario sería financiado durante algunos años con el aporte de nuestra "prima" brasileña, gracias a la suculenta facturación lograda por ésta desde su nacimiento.

Una verdad irrefutable

Los trabajadores declaramos en su momento nuestra disposición por ejercer un periodismo puro, pero no con salarios de $800. Esta posición fue rechazada en primera instancia por la empresa al anunciar el martes por la noche que si las notas iban sin firmas, el diario no saldría el domingo.

A pesar del temor y del recuerdo del cierre del primer diario Perfil decidimos mantener la medida de no firmar en reclamo de una recomposición salarial y una mejora de nuestras condiciones de trabajo.

Jorge Fontevecchia señala que nos iría un poco mejor si el Gobierno modificara su práctica de utilizar la publicidad estatal como una herramienta de premio o castigo.

No aceptamos que la alternativa a la borocotización, sea la miseria social. Nos aceptamos ser víctimas de las disputas de otros.
Jorge Fontevecchia nos llama a negociar. Nos parece alentador este planteo, porque nosotros también queremos hacerlo. Esperamos que la empresa atienda nuestros reclamos.

Los trabajadores de Perfil tenemos derecho a una vida mejor. Esta es nuestra agenda y queremos que sea respetada:

1. Salario mínimo inicial de $1.800. Aumento del 35% para quienes ganen por debajo de $2.500; del 25%, para sueldos inferiores a los $3.500. Para los sueldos mayores a ese monto, reclamamos un aumento del 10%. Todo retroactivo a mayo. Cláusula gatillo mensual de ajuste según inflación. Rediscusión de las escalas salariales ante todo hecho que modifique el presente reclamo. Igual salario por igual tarea.
2. Aumento del valor de los tickets a $264 mensuales / $12 diarios. Universalización del beneficio para todos los trabajadores de Perfil, cualquiera sea el salario que perciban.
3. Aumento del pago por Antigüedad al uno por ciento del salario por año trabajado.
4. Asignación por guardería de $350 hasta los cuatro años.
5. Modificación de la estructura de liquidación de haberes, incorporando al básico todos los items que distorcionan nuestro salario en el recibo de sueldo (Ej: prolongación horaria, mayor productividad, etc).
6. Pago real de horas extras al 100% de acuerdo a nuestros estatutos.
7. Devolución de las quitas salariales efectuadas durante la crisis del 2001/2002.
8. Efectivización de todos los colaboradores y factureros permanentes y la inclusión de todos ellos en las recomposiciones salariales solicitadas.
9. Resolución definitiva de los problemas ocacionados al sector Publicidad por la modificación unilateral de sus salarios.
10. Remuneración diferenciada ante toda publicación extraordinaria o distintos subproductos especiales que edite Perfil. Dicho salario extra deberá ser acordado entre Perfil y los trabajadores afectados.
11. Reconocimiento por parte de Perfil de la jornada de trabajo semanal de 36 horas tal como marca el Estatuto del Periodista Profesional y del Personal Administrativo de Empresas Periodísticas. Compensación de francos y feriados trabajados de acuerdo al art. 34 del Estatuto del Periodista Profesional.
12. Cese inmediato de todo acto hostil por parte de la empresa y contra los trabajadores, que lesione la salud y la integridad moral y profesional del personal.
13. Devolución del Día del Periodista. Pago del 7 de junio de 2006 como horas extras al cien por ciento y del franco correspondiente.
14. Fin de la exclusividad, derecho de los trabajadores a disponer de su capacidad de trabajo.

10/07/06
Comisión Gremial Interna
de los Trabajadores de Prensa
de Editorial y Diario Perfil
miglesias@perfil.com.ar * rschofrin@perfil.com.ar
Marcelo Iglesias 155­943­1086
Rubén Schofrin 155­981­1006
Etiquetas: