7D

Comunicado de la Comisión Interna del noticiero de Canal 7

Repudiamos la demonización del compañero Juan Miceli

La comisión interna del noticiero de la TV Pública repudia la demonización del periodista Juan Miceli, desatada luego de que el conductor de Visión 7 Mediodía le preguntara al diputado Andrés Larroque acerca del uso de pecheras de La Cámpora y otras agrupaciones de Unidos y Organizados durante las tareas de acopio y reparto de las donaciones realizadas por las víctimas de la inundación en La Plata. Esta campaña, con centro en el programa 678, se ha extendido por una importante cantidad de medios.

Los tiempos se aceleraron y prácticamente todos los días el Gobierno y el Grupo Clarín protagonizan un nuevo round de cara a la pelea de fondo que se dio en llamar “7 D”. Se han sucedido la designación de Martín Sabatella al frente de la AFSCA; la pelea al interior del Consejo de la Magistratura que debe designar los jueces que decidirán sobre la constitucionalidad o inconstitucionalidad de los artículos que obligan al pulpo a desinvertir; la reciente aprobación de la ley que reglamenta el per saltum para que la Corte pueda intervenir en el tema; la remoción de jueces; la discusión acerca de la forma en que los otros grupos comunicacionales se adaptarán a la ley. Todo en un cuadro donde se ha agravado el sistemático choque entre el atril presidencial y sus funcionarios más desbocados y las tapas y notas del diario Clarín y sus restantes medios. 

No existe tema de la agenda pública –inflación, seguridad, política exterior– que no esté, aunque en muchos casos artificialmente, cruzado por este choque, es decir que estamos ante una crisis de conjunto que afecta a todo el régimen político.

La defensa de la libertad de expresión como el derecho del pueblo a acceder a una información veraz y objetiva, y como la necesidad de garantizar mecanismos de control social en la gestión de esa información, para asegurar el cumplimiento de esos criterios en materia de contenidos. También la defensa de las reivindicaciones laborales, derechos y conquistas de los trabajadores de los medios afectados. Y la preservación de las condiciones materiales para que los trabajadores sean un actor gravitante en el desenlace o en el proceso de crisis que se abra.

Declaración de la comisión interna gráfica de AGR-Clarín

La posición de los trabajadores ante el 7D

Se acerca el 7 de diciembre -conocido como el “7D”- fecha en que termina la medida cautelar que beneficiaba al Grupo Clarín, y en la que se discute si este debe realizar una desinversión inmediata en sus licencias audiovisuales como plantea el gobierno, o si  a partir de allí debe computarse el plazo de un año para la misma.

Clarín defiende su enorme concentración mediática, y el gobierno por su parte, un nuevo armado, incluso mas monopólico, pero en manos de empresarios amigos. Los trabajadores del Grupo Clarín estamos, objetivamente, en medio de esta disputa. 

Las pequeñas patronales y las cooperativas de la prensa gráfica, virtuales y de papel, han tomado, también, una seguidilla de claras posiciones frente a la proximidad del 7D.

La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, al no tenerlas en cuenta, les impone la regulación de hecho por parte del Poder Ejecutivo y las somete a mendigar pauta oficial. Por eso, a mediados de 2011, el núcleo de estos medios (La Vaca, THC, Sudestada, Barcelona) llevó adelante la conformación de la Asociación de Revistas Culturales e Independientes (Arecia).

Llamamiento a periodistas y trabajadores de prensa

La Korpo de Cristina: ¿es la solución a la Corpo de Magnetto?

Los trabajadores de los medios necesitamos otra salida

El gobierno kirchnerista decidió ir a fondo contra el grupo Clarín. Se prepara para intervenir Cablevisión el 7 de diciembre, cuando venza la medida cautelar interpuesta por Héctor Magnetto para eludir la disposición de la “ley de medios” que establece un máximo de 24 licencias de TV en todo el país (Clarín tiene 158).

Se trataría de un golpe demoledor, ya que Cablevisión le aporta al grupo el 60% de sus ingresos.
Pero también Canal 13 ó la señal de cable TN podrían caer en la volteada y terminar intervenidos por el Gobierno como parte de la misma obligación de desinversión.

Parte de la ofensiva oficial, son también los avances de Guillermo Moreno sobre Papel Prensa. El manejo oficial de la principal empresa de papel de diario del país le daría otro golpe muy grande al grupo de Noble y Magnetto.

Llamamiento a periodistas y trabajadores de prensa

Qué hacer

El choque de trenes entre el Gobierno y el Grupo Clarín, podría derivar en una reconfiguración radical del mapa de medios de la Argentina, de su organización y gestión capitalistas. Las empresas del holding de Noble/Magnetto serán las primeras impactadas por la crisis pero no las únicas. El Grupo Clarín entero podría ingresar en una etapa de drásticas reestructuraciones a su interior, pero también los otros grupos o empresas de comunicaciones se someterán a las transformaciones que les sean necesarias para participar y ubicarse en mejor posición ante este rediseño general.