ley de medios

Desde la Naranja de Prensa repudiamos la intervención de parte del gobierno de Mauricio Macri a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y a la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC).

Reproducimos comunicado del SiPreBA

El SIPREBA repudia la intervención del AFSCA y el AFTIC

Desde el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA) repudiamos la intervencion de parte del gobierno de Mauricio Macri, a través de un decretazo, de la Autoridad Federal de Sericios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y de la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC).

Reproducimos comunicado de la RNMA

Ley de medios. ni decretos ni interventores

Desde la RNMA repudiamos la medida del gobierno nacional de intervenir la AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual) y la AFTIC (Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones), como primera medida en la búsqueda de desarticular la actual Ley de Medios con el objetivo de reencauzar un marco legal que favorezca sin tapujos a los medios monopólicos

El DNU de Mauricio Macri que pasa el AFSCA y AFTIC a la órbita de un flamante Ministerio de Comunicaciones, a cargo del derechista Oscar Aguad, pero sobre todo las declaraciones de este funcionario en el sentido de que “la regulación de Ley de Medios no va a subsistir durante nuestro Gobierno” (La Nación, 12/12), traza la línea gruesa de la política comunicacional del macrismo: "Los medios van a competir libremente en el mercado y trataremos de ayudar a los más pequeños". Traducido: van por un nuevo reparto capitalista del mercado audiovisual y de las telefonías.

El AFSCA, que dirige Martín Sabatella y es la autoridad responsable de la aplicación de la denominada Ley de Medios, le acaba de otorgar 20 nuevas señales de televisión digital a la Iglesia Católica, que están distribuidas por toda la Argentina.

El anuncio de que se enviará al Congreso una nueva ley de telecomunicaciones que permite este beneficio para las empresas telefónicas no debería sorprender a nadie. Forma parte de la hoja de ruta original trazada por el kirchnerismo. Cuando Cristina Kirchner declaró que "no se podía tapar el sol con las manos" había dejado en claro que seguía firme su objetivo de permitirle a las empresas telefónicas participar del  negocio audiovisual. Aclaraba, para quien quisiera oirla, que la exclusión de esa posibilidad en la redacción de la ley de medios era sólo temporal, una concesión transitoria a sus aliados de centroizquierda que necesitaban ser engañados. 

VIDEO: Intervención de Marcelo Ramal, legislador porteño por el Frente de Izquierda, acerca de la declaración del PRO y UNEN contra la "adecuación" al grupo Clarín.

El anuncio de Sabbatella de que procederá a la adecuación “de oficio” al Grupo Clarín, forzándolo a la venta de ciertos medios estratégicos (Canal 13, Radio Mitre, TN y Cablevisión) ha devuelto a la primera planta el choque entre el gobierno y la “corpo”. Todo indica que, como en otras oportunidades, el choque terminará en una nueva impasse, judicial y política. 

A pesar de la fuerte propaganda que se hizo en su momento sobre la reserva del 33% del espectro para emisoras no comerciales, en estos cuatro años apenas se registran 27 licencias para radios de baja frecuencia en zonas de alta vulnerabilidad social (contra 25 licencias para radios de la Iglesia Católica). A los primeros 33 reconocimientos a canales de televisión de baja potencia, se le contrapusieron 36 reservas de televisión a estados provinciales.

La ley de medios se encuentra en un completo impasse. Lo prueba la suspensión de adecuaciones, transferencias e incluso la asignación de licencias a medios afines.

Algunas conclusiones necesarias

En un hecho, cuanto menos particular, el titular del AFSCA, Martín Sabbatella, recibió en pleno a la conducción de la UTPBA que hace casi dos meses viene siendo cuestionada por una enorme mayoría de los trabajadores de prensa y por la propia Justicia laboral por intentar realizar comicios fraudulentos sin contar con los padrones en regla. La dirección utpbista ya perdió en reiteradas instancias judiciales, pero aún así se niega a exhibir los padrones de votantes.

Si algo faltaba para dejar en ridículo a los que afirmaban que la ley de medios lograría “democratizar los medios de comunicación”, alcanza con ver el plan de adecuación presentado por el grupo Clarín. El multimedio divide las actuales licencias en seis unidades “empresariales independientes”, de forma tal que ninguna de ellas supera los topes puestos por la ley. Los titulares de cada “unidad” aún no fueron designados, pero se descarta que serán los cuatro accionistas históricos del grupo.

Entrevista a Daniel Mecca, delegado paritario de Agea-Clarín

“Por una posición común de los trabajadores de prensa”

“El fallo de la Corte Suprema sobre la ley de Medios produjo, naturalmente, una situación de incertidumbre en los trabajadores, al menos fue lo que percibí en la redacción donde trabajo (diario Muy). En el fuego cruzado político y mediático entre Clarín y los K, los trabajadores de prensa no solamente carecemos de presencia en los medios, sino que todavía no hemos elaborado una posición homogénea que sea respaldada por una mayoría significativa. Esta es nuestra principal tarea política”.

Ante el fallo de la Corte Suprema sobre la constitucionalidad de la Ley de Medios

Unidad y movilización contra cualquier ataque a los trabajadores

El fallo de la Corte Suprema de Justicia sobre la ley de medios no soluciona la crisis del oficialismo con el Grupo Clarín. Por el contrario, la agrava. Entre las facciones capitalistas en pugna quedan los trabajadores del multimedios, amenazados por ajustes, despidos y el empeoramiento general de sus condiciones de trabajo.

Mientras se realizaba la primera de las dos audiencias convocadas por la Corte Suprema para debatir si son constitucionales cuatro artículos de la ley de medios, en Canal 7 se produjo un nuevo ataque contra el periodista Juan Miceli, a quien se le impidió trabajar en el noticiero del mediodía de ese día y que había pasado a formar parte de la cobertura de lo que sucedía en la Corte.

Para los medios K, los jueces de la Corte Suprema ya tienen en la cabeza la sentencia que van a anunciar respecto de la constitucionalidad de cuatro artículos de la ley de Medios, y ésta sería “no favorable”. A tal punto sería así que Tiempo Argentino llamó la atención con suspicacia acerca de la “deserción” de dos de los supremos durante la primera audiencia de exposiciones realizada el pasado 28 de agosto.