Martín Fierro

La entrega de los premios Martín Fierro de Radio, el sábado pasado a la noche, se convirtió en una caja de resonancia de la brutal ofensiva que las empresas periodísticas están descargando sobre los trabajadores de prensa. A través de distintos discursos de los premiados, aparecieron en escena la quiebra en Radio Rivadavia (ligada hasta hace 15 meses al radicalismo y al Coty Nosiglia); el vaciamiento en Radio Del Plata (Electroingeniería); lo propio en Radio América (Szpolski-Garfunkel) y la falta de pagos en tiempo y forma en las radios del Grupo Indalo, de Cristóbal López. En forma indirecta también apareció el cierre de la agencia DyN, propiedad de los diarios Clarín y La Nación.