utpba

La UTPBA es una cáscara utilizada contra los trabajadores de prensa

¡VAMOS POR LA ASAMBLEA FUNDACIONAL DEL NUEVO SINDICATO!

La burocracia de la UTPBA ha vaciado el sindicato que, definitivamente, ha dejado de ser una organización gremial.

Algunas conclusiones necesarias

En un hecho, cuanto menos particular, el titular del AFSCA, Martín Sabbatella, recibió en pleno a la conducción de la UTPBA que hace casi dos meses viene siendo cuestionada por una enorme mayoría de los trabajadores de prensa y por la propia Justicia laboral por intentar realizar comicios fraudulentos sin contar con los padrones en regla. La dirección utpbista ya perdió en reiteradas instancias judiciales, pero aún así se niega a exhibir los padrones de votantes.

La conducción de la UTPBA cree que es la dueña del sindicato

Que los trabajadores decidan la postura del gremio sobre la crisis de la CTA y la CGT

La conducción de la UTPBA acaba de difundir -via mail- una declaración en respuesta a una nota periodística del diario Clarín. Como si fuera un asunto menor, la Celeste y Blanca aclara que "no pertenece a ninguna central sindical" luego de la división de la CTA. O sea que la dirección del sindicato decidió abandonar unilateralmente la central a la que pertenecíamos y en las que participamos con nuestro voto, sin mediar consulta alguna con los afiliados. Algo que, por otra parte, ya había omitido hacer cuando decidió adherirse a la CTA, cuando ésta estaba unificada.

Los trabajadores de prensa de varios medios de la Ciudad se sorprendieron el miércoles al ver en las inmediaciones de sus lugares de trabajo un volante presidido por la leyenda “Viva la Utpba”, que incorporaba a su vez una suerte de repudio genérico a los “despidos” en el gremio. El panfleto cerraba con una nueva reivindicación autoproclamatoria de la Utpba, que planteaba una “defensa” contra un ataque no identificado, pero no planteaba a los trabajadores ninguna política para repeler ese ataque de no sabe quién.

Asamblea general para elegir de inmediato una comisión inverstigadora

Los trabajadores de prensa están protagonizando un reguero de luchas en defensa del salario. Con la convicción de que la crisis capitalista no debe ser descargada sobre nuestras espaldas, masivas asambleas de Crítica, Página 12, Crónica, Telam, Perfil y el grupo de revistas de La Nación han resuelto en esta semana diversas medidas de acción.
En defensa de las luchas y por un aumento de salarios del 30%

Nuestro gremio está siendo recorrido por una cantidad creciente de luchas contra los despidos, los atropellos patronales y la pretensión de las empresas de postergar la negociación salarial para el año 2010.

El parazo de los compañeros gráficos y de prensa de La Nación hizo retroceder a la patronal del diario en su intento de dejar en la calle a 10 compañeros, incluidos integrantes de la recientemente elegida Comisión Interna de Prensa, a la que aún se niega a reconocer.
El 11 de noviembre pasado la Corte Suprema emitió el fallo por el que declaró la inconstitucionalidad del artículo de la ley de asociaciones sindicales que permitía ser delegado de los trabajadores sólo a quienes estuvieran afiliados a gremios con personería gremial.
Un “microconvenio” que nunca fue homologado

Al filo del cierre de la edición anterior de nuestro boletín, la Utpba dio a conocer mediante un escueto comunicado difundido en su página web que luego de veintitantos años de no acordar salario alguno, había estampado su firma en un “acuerdo paritario” con las cámaras empresariales de la prensa escrita.